El precio del conejo mantiene los 1,92 euros pero se ve lastrado por el valor del pienso

Los ganaderos destacan el ascenso del coste en la alimentación animal pese a la buena cotización de su producto

Una vez más, el pienso se convierte en el protagonista negativo para los ganaderos de la provincia por su elevado precio, aspecto que imposibilita a los cunicultores de la provincia obtener rentabilidad en su explotación.

Y eso que el valor del conejo en la actualidad se ha estabilizado en 1,92 euros por kilogramo, un nivel elevado y rentable si los costes “fuesen normales y no nos viéramos superados por esta situación”, señala Juan Mari Blanco, productos de Aldeadávila de la Ribera.

De hecho, este baremo en los precios del conejo lleva así desde hace varias semanas con el objetivo de intentar moderar las pérdidas de los profesionales y también con el firme objetivo de que no aparezcan los famosos dientes de sierra con grandes oscilaciones del valor del producto entre unas semanas y otras.

Así, en estos momentos, “el conejo tiene un precio bueno como corresponde a esta época del año y lleva ya así varias semanas y esperamos que continúa así hasta el mes de diciembre cuando ya empieza a bajar de cara a la Navidad. Y a partir de enero, el valor del producto cae aún más, coincidiendo con los valores mínimos del año”, apunta Blanco.

El pienso, el lastre
Por su parte, el otro elemento que influye de manera negativa en la rentabilidad de las explotaciones de la provincia es el pienso, cuyo valor se ha convertido en una auténtica rémora para los profesionales, que pagan 265 euros por tonelada de producto “y lo peor es que sigue subiendo y no podemos soportarlo”, apunta Blanco.

Y, ¿qué hay de las ayudas? Pues parecen haber desaparecido como por arte de magia porque no son suficientes para mejorar la situación y se refieren a la nueva incorporación, algo que casi no se ejecuta porque son muy pocos los profesionales que empiezan de cero en este negocio.