El precio del cereal sigue de récord y crece un 14% desde el año 2007

Los cultivos mantienen cifras de récord con un valor superior al del año 2007 en el que el cereal valió su ‘peso en oro’



Los agricultores de la provincia de Salamanca tienen motivos para estar satisfechos debido a la evolución alcista y positiva del precio del cereal desde hace ya varios años, con un nivel rentable pese a los costes de producción a los que deben hacer frente los profesionales, tales como el gasóleo, el hierro o los abonos y fertilizantes.

Así se desprende de los datos que refleja la Lonja Provincial de Salamanca, que indican que desde el año 2007, la media de subida del precio de todos los cereales ha aumentado un 14%, con 36 euros por tonelada de baremo medio entre todos los cultivos analizados.

De hecho, el trigo panificable ha pasado de los 243 euros por tonelada de 2007 hasta los 261 actuales, mientras que el trigo para pienso ha hecho lo propio pero de 225 a 259 euros por tonelada, subida similar a la de la cebada, que en el mes de noviembre de 2007 cotizaba a 208 euros y en el presente ejercicio lo hace a 244.

El maíz también se ha visto beneficiado de estas subidas con un incremento de 37 euros por tonelada, pasando de los 212 de 2007 a los 249 actuales, mientras que el centeno ha subido su cotización un 14%.

Pero sin duda, el cereal que más se ha beneficiado de la tendencia de los mercados es la avena, ya que en Salamanca cotizaba a 178 euros en noviembre de 2007 y ahora hace lo propio a 244 euros, la mayor subida, con un 37%, en niveles históricos.

Pero como en el campo nunca llueve a gusto de todos, el ganadero es uno de los grandes perjudicados por esta situación ya que el precio del pienso se mantiene por las nubes, alcanzando también niveles poco conocidos y dejando al productor con pocas ganas de cebar animales.

Así, el nivel de precio de los cereales sigue en estos niveles desde hace varios años aunque marcando una clara tendencia alcista que hace respirar un poco al agricultor y agonizar bastante al ganadero.