El precio de las frutas y hortalizas se abarata un 19% durante el último año

La cesta de la compra de Salamanca se ha abaratado en el último año pese a la incredulidad de los ciudadanos, que no han notado cambios significativos.
J. Romero / Á. Prada

El Observatorio de Precios del Comercio Minorista del Ministerio de Consumo del primer trimestre de 2010 señala que el importe de la alimentación ha bajado un 7,9% desde marzo de 2009, el decimoquinto mayor recorte del país y el segundo de Castilla y León. Una tendencia descendente que se repite en todas las grandes ciudades de España con más o menos intensidad. En la Comunidad, solamente en Palencia, la cesta de la compra ha experimentado una corrección a la baja mayor que en la ciudad del Tormes, con una disminución de los precios de la alimentación del 9,5%. Las frutas y las hortalizas son las principales responsables de este balón de oxígeno para los agujereados bolsillos de los consumidores en tiempos de crisis. El precio de estos productos se ha reducido en una media del 19% en el último año, el décimo recorte más fuerte de toda España. Los salmantinos se benefician en la actualidad de contar con la octava cesta de la compra más barata de España y la primera de la Comunidad a la hora de surtirse de frutas y hortalizas.

Las ayudas a los ciudadanos para conseguir cuadrar las cuentas a final de mes sin renunciar a llenar los frigoríficos se extienden también a otros productos de primera necesidad en la dieta de las familias. El pescado tiene un coste un 10% inferior al del primer trimestre del año pasado, según este estudio del Ministerio de Consumo. Nuevamente, Salamanca sale ganando en la comparativa nacional. La disminución de los precios del pescado sólo ha sido menor que en las ciudades de Huelva, Orense, Zamora, La Coruña, San Sebastián, Gerona y Jaén.

La cesta de la compra presenta igualmente una evolución positiva en la carne. Colocar un filete sobre la mesa supone hoy un 8,8% menos doloroso para las carteras de los compradores que en el primer trimestre del año anterior. En este caso, el descenso es menos llamativo que en el caso de las frutas y del pescado con respecto al resto de grandes ciudades del país. Los recortes del coste de la carne a lo largo de los últimos doce meses han resultado más fuertes en diecisiete capitales. La caída de precios en las carnicerías ha sido más generosa en Castilla y León en las ciudades de Palencia y Segovia. Pese a todo, los salmantinos siguen disfrutando de una situación envidiable a la hora de pasar por caja para comprar carne, con los segundos precios más baratos de España, únicamente por detrás de Huelva que cuenta, además, con la cesta de la compra menos cara del país en todos los artículos de primera necesidad, salvo en la droguería. En este caso, la evolución interanual en Salamanca ha sido de una moderada caída del 3,2% en los importes. La disminución ha resultado la más baja en el último año junto con el ajuste negativo del 3,3% producido en la alimentación envasada.