El precio de la miel repunta esta campaña por la baja producción

Perspectivas. Pese a que aún es temprano para conocer la cosecha total de este producto, la demanda superará a la oferta en España y el resto del mundo como consecuencia de la disminución del rendimiento
Chema Díez

La adversa meteorología, unida a los problemas ya conocidos de mortandad y síndrome de despoblamiento llevan a la campaña apícola a unos niveles de producción muy por debajo de los de un año normal.

Así, y pese a que aún es temprano para conocer la cantidad de miel que se ha producido en Salamanca, los datos no son muy optimistas, y los apicultores tienen claro que la oferta superará con creces a la demanda como ocurre ya también en el ámbito internacional. Este hecho derivará en una subida del precio de la miel respecto a la campaña pasada de entre 0,15 ó 0,20 euros, para un total de 2,30 ó 2,35 euros por cada kilogramo.

Además, no sólo disminuirá el rendimiento total en la provincia ni en España, sino también en el resto del mundo porque países como Argentina o México por la excesiva sequía verán su producción también seriamente disminuida.
“La gente pregunta por miel y de momento no hay respuesta y más tarde tampoco podrán satisfacerse las necesidades de todo el mundo. ¿Qué pasará entonces? Pues que el precio de la miel subirá y arrastrará al consumo porque en tiempos de crisis la gente no está para gastar mucho dinero”, apunta Santiago Canete, presidente de la cooperativa Reina Kilama.

No obstante, hasta dentro de 20 días o un mes, los apicultores de la provincia no podrán cuantificar la cantidad de miel de esta campaña ni la realidad de un mercado que está abocado a la baja si el precio sube dados los tiempos de crisis.

Por su parte, en cuanto al polen, sí se conoce a ciencia cierta que la producción será de entre un 35 y un 40 por ciento, en relación al año pasado. “Quizá ya desconocemos lo que es un rendimiento normal; para ello, podemos tomar como referencia el año 2007 cuando cada colmena ofreció un rendimiento de entre tres y cuatro kilogramos”. Además, el valor del polen se mantendrán sin muchos cambios en relación a otras campañas, pero tenderá al alza por el mismo motivo que el de la miel: su baja producción.

Campaña irregular
Los apicultores de la provincia de Salamanca atravesaron durante este año por una situación muy complicada debido a las adversidades meteorológicas del invierno y la primavera con unas precipitaciones excesivas y fuera de lugar para cualquier año normal.

Este hecho provocó un retraso en las labores y una mayor mortandad de las colmenas que causó, entre otras cosas, el mencionado descenso de la producción. A todo esto hay que sumarle los problemas sanitarios y enfermedades como la varroasis y el siempre problemático síndrome de despoblamiento, que tiene cada campaña una incidencia negativa en las colmenas de los apicultores de la provincia. Por tanto, el sector espera que pese a la crisis y el mayor precio de la miel, el consumo no descienda a niveles aún más bajos.