El Prado lleva a los personajes de Goya a la calle para acercar al público a sus salas

El Museo Nacional del Prado lleva a la calle este lunes a los personajes representados en los cartones para tapices de Goya entre las 11.00 y las 15.00 horas para acercar al público a algunas de las composiciones más populares del artista aragonés, que actualmente se pueden ver en la muestra 'Goya en Madrid. Cartones para tapices 1775-1794'.

De este modo, artistas caracterizados como los protagonistas de estos lienzos de Goya animarán a los transeúntes a visitar esta muestra que compara y enfrenta entre sí los cartones por temas, relacionándolos a su vez con la obra de sus contemporáneos (Mengs, Tiépolo, Bayeu, Maella, Paret o Meléndez) y del pasado (Tiziano, Rubens, Teniers o Velázquez).

La pinacoteca acogerá hasta el 3 de mayo de 2015 esta exposición, con la que muestran por primera vez los cartones para tapices de Goya, que evidencian la conexión del artista con el pasado y su contemporaneidad y explican al mismo tiempo cómo la riqueza de composiciones, figuras y expresiones que aparecen en estos lienzos constituyen el germen de sus creaciones posteriores, en pinturas de gabinete, dibujos y series de estampas.

Las distintas secciones que componen esta muestra seleccionan asuntos, escenas y composiciones que están presentes en la pintura decorativa de todos los tiempos, especialmente en los ámbitos cortesanos, pero que Goya interpreta según su particular visión del mundo en estos cartones para tapices, pinturas al óleo sobre lienzo que eran los modelos usados por los oficiales de la Real Fábrica de Tapices para tejer estas obras.

La exposición presenta los cartones para tapices de Goya, así como las obras del resto de los artistas representados, de un modo radicalmente distinto al habitual en la colección permanente en la que se muestran siguiendo el orden cronológico de las series y los ámbitos para los que fueron destinadas.

La estructura ahora consta de ocho secciones temáticas que revelan al público algunos aspectos técnicos de estas obras y ponen de manifiesto varias de las líneas de investigación que se seguirán desarrollando en los próximos años.

También muestra tanto el mundo de su tiempo como los intereses del artista a través de las clases sociales, el mundo infantil, el baile y la música, o la crítica de asuntos contemporáneos, como el matrimonio desigual, unos temas, composiciones y actitudes que se compararán con obras de predecesores como Tiziano, Velázquez o Rubens, pero también con pinturas, esculturas y dibujos de otros artistas que trabajaron para las decoraciones reales en la segunda mitad del siglo XVIII como Francisco y Ramón Bayeu, José del Castillo y Mariano Salvador Maella.