El PP reconoce la deuda municipal, pero puntualiza que el "77,8% es heredada"

Corrige al grupo Socialista asegurando que lo que se paga diariamente por la deuda "no son 50.000 euros, sino 46.136"

El Grupo Municipal Socialista criticó en la mañana de ayer la gestión económica del Ayuntamiento salmantino asegurando que cada día se pagan por este concepto 50.000 euros. Sin embargo, hoy mismo Fernando Rodríguez, concejal popular, ha rebatido esta cifra por dos motivos. Primero porque, como él mismo ha puntualizado, no es cierta: "Son 46.136 euros los que se pagan cada día" y, segundo, porque "el 77,8% de esta deuda es heredada del gobierno del PSOE".

Rodríguez ha querido puntualizar además que, aparte de esos 46.136 euros, el Ayuntamiento destina diariamente "219.375 euros al día a gasto social y 114.625 euros al día a la financiación de sevicios públicos como transporte, alumbrado, señalización o conservación de parques". "Esto dará una idea de que el esfuerzo que se pide a los ciudadanos tiene una traducción en la gestión municipal", añadió el concejal popular.

En cuanto al endeudamiento del Ayuntamiento de Salamanca, Rodríguez puntualizó: "El PP en 1995 se encontró con una deuda de 96 millones de euros que en cuatro años (de 1991 a 1995) se había incrementado en 47,5 millones de euros. Sin embargo, en los 17 años siguientes de gobierno popular, la deuda solo se ha incrementado en 27,6 millones de euros", afirma.

De hecho, el concejal salmantino añadió que "sin estos 96 millones de deuda que nos dejó el PSOE seríamos el Ayuntamiento más saneado de España".

Rodríguez ha asegurado, además, que el Partido Popular ha utilizado esta deuda para realizar "una transformación sin precedentes de la ciudad, con inversiones en infraestructuras que ha hecho que la ciudad sea distinta y mejor que la heredada en 1995". Sin embargo, según sus propias palabras, el PSOE se endeudó para "financiar el gasto corriente".

A pesar de todo, Fernando Rodríguez ha querido recalcar que "hemos reducido el endeudamiento progresivamente y vamos a seguir haciéndolo porque hay que abrocharse el cinturón".