El PP rechaza financiar el coste del agua que pagan los municipios

Negativa. El PSOE plantea que La Salina financie el 10% de lo que cada ayuntamiento tiene que pagar por tener un agua de calidad. Debate. Pérez y Plaza protagonizan un intenso debate presupuestario
LORENA LAGO
La legislatura se agota, y con ellas las propuestas interesantes que se llevan a pleno. Por eso la sesión de ayer fue vacía, prácticamente sin contenido, fuera del que marcaron las modificaciones de crédito que planteó el equipo de Gobierno y que salieron adelante gracias también al acuerdo con el principal grupo de la oposición.

Por tanto apenas hubo polémica en los puntos del orden del día, si acaso alguna que otra controversia tras las críticas que el portavoz del PSOE, Toribio Plaza, lanzara contra el equipo de Gobierno “al no incluir dentro del presupuesto general algunos gastos que son previsibles, como es el caso de las Águedas”. Esta cuestión desencadenó un intenso debate entre éste y el vicepresidente segundo y diputado de Economía y Hacienda, Avelino Pérez, quien defendió encarnizadamente la gestión que hasta ahora viene desarrollando esta Diputación. Así, con un rotundo “déjenos hacer las cuentas a nosotros, que hasta ahora lo hemos hecho bastante bien”, desechó la posibilidad planteada por los socialistas de crear “un fondo de ayuda financiera a los municipios por importe de 4 millones de euros”.

Fuera del orden del día, sin embargo, el Partido Socialista retomó ciertas cuestiones que ya planteara al principio de la legislatura aunque por entonces no fueran aprobadas. Entre ellas, el PSOE propuso nuevamente una moción en la que defendió que fuera la propia institución provincial la que subvencionara el 10 por ciento de lo que los municipios tienen que pagar para disponer de agua corriente en condiciones de salubridad dignas. Así, Toribio Plaza explicó que “la Junta de Castilla y León tiene las competencias en esta materia, y financia estas actuaciones gracias a los Fondos de Cohesión, una financiación con la que no nos mostramos de acuerdo puesto que supone una carga para estos consistorios”.

En este sentido, el portavoz socialista propuso un acuerdo, que fue rechazado por los populares, para los municipios de la Mancomunidad Campo Charro, “aunque puede y debe hacerse extensiva a todos los municipios pertenecientes a mancomunidades con proyectos de abastecimiento conjunto”. El diputado de Medio Ambiente, Antonio Luis Sánchez, quiso en este punto responder recordando lo que en su día dijera el presidente del Gobierno. “Zapatero, prometió terminar con la sequía y ha llevado el dinero para Castilla-La Mancha y Andalucía pero no ha traído nada para Salamanca”. Y defendió la actuación de la Junta de Castilla y León y la Diputación, “las únicas que se han preocupado por solucionar este asunto y más han invertido”, señaló.