El PP rechaza con el apoyo de Ciudadanos un mayor control en los contratos municipales

El concejal de Ganemos, Gabriel Risco, en su intervención en el pleno.

El PP defiende su modelo y niega problemas como el 'caso piscinas' o los retrasos de La Aldehuela. Ganemos y PSOE apoyaban más controles y que responsables municipales y gerentes de empresas concesionarias tuvieran que comparecer periódicamente.

La abstención de Ciudadanos ha permitido que el equipo de Gobierno del PP impidiera que se aprobara una moción de Ganemos para establecer un mayor control y seguimiento de los contratos. Una medida que sí apoyan Ganemos y PSOE y que pretende evitar casos conocidos como el de las piscinas municipales.

 

Ganemos ha defendido la puesta en marcha de medidas para el seguimiento de los contratos, transparencia, información a los vecinos, plazos de ejecución, modificaciones, bajas desproporcionadas... Un seguimiento que afecte también a los contratos de servicios y que los contratos que dependen de la Policía Local pasen a otras áreas. Así lo ha puesto de manifiesto el concejal Gabriel Risco.

 

Sin embargo, tras la exposición, el concejal de Ciudadanos y presidente de la comisión de contratación, Fernando Castaño, ha anunciado la abstención de su grupo en esta moción, lo que abría la puerta a que el PP rechazara nuevas medidas de seguimiento de los contratos municipales, lo que finalmente ha hecho.

 

NO MÁS CASOS PISCINAS

 

El grupo proponente de la moción sobre seguimiento de contratos ha puesto el ejemplo del 'caso piscinas', el agujero de 6,6 millones de euros en el mantenimiento que la anterior empresa concesionaria debió hacer y que el Ayuntamiento tendrá que gastar en arreglos después de no comprobar si se habían llevado a cabo por parte de la empresa como era preceptivo. Pero hay otros casos recientes, como la ciudad deportiva de La Aldehuela, que ha sufrido numerosos retrasos y que se aprobó tras una modificación de contrato a última hora; los problemas de personal en los contratos del bus urbano o el arreglo de calles...

 

Sin embargo, se ha topado con la oposición del PP, que niega que haya un descontrol de los contratos a pesar de casos como el de las piscinas o La Aldehuela y que ya hay un protocolo que anuncia a los vecinos y comerciantes afectados cuándo se va a llevar a cabo una obra, por ejemplo. Risco ha puesto de manifiesto que le constan denuncias de que el Ayuntamiento no anuncia a los comerciantes cuándo comienza obras, que les suele costar importantes transtornos y consecuencias económicas. Y que sobre las bajas desproporcionadas lo que se pide es un informe de la intervención, que ha pedido poder aportar esta información a las mesas de contratación. "El PP viene a decirnos aquí que todo está bien y eso no es así", ha dicho Risco.

 

EL PSOE, A FAVOR

 

El PSOE ha mostrado su convicción de que es "absolutamente necesario" analizar todas las propuestas que se conozcan para concretar la voluntad de la corporación de articular mecanismos eficaces de control y seguimiento de los contratos municipales. Para ello, José Luis Mateos ha apostado por un protocolo de aviso a vecinos y comercios que se puedan ver afectados por obras de gran envergadura.

 

También ha mostrado su desconfianza en el uso de las bajas desproporcionadas, que son legales, pero que suelen ser la vía para posteriores modificaciones. "Compartimos que la baja no sirva como criterio de adjudicación y luego se desvirtúe con el tiempo, las bajas desproporcionadas no son malas, pero sí su mala utilización", ha dicho.

 

Comparte el PSOE que se establezcan comparecencia de los concejales delegados en la materia del contrato que se quiera analizar, y también de los gerentes de las empresas. Y también que se quiten algunas atribuciones al jefe de la Policía Local en materia de contratos, para evitar problemas como el retraso de hasta tres años que hubo en la actualización de precios de varios parking.

 

EL PP DEFIENDE SU MODELO

 

Por contra, el PP dice que hay un interés partidista por parte de Ganemos para desacreditar a los servicios municipales y el concejal de contratación, Carlos García Carbayo, asegura que se controlan numerosos aspectos en la actualidad, también el retraso de los plazos con la penalización correspondiente. Y que también se vigila la afección a vecinos y negocios, acopio de materiales y escombros... Asegura que todos los aspectos posibles de los contratos figuran en los expedientes y que ya se lleva a cabo un seguimiento de la ejecución de los contratos.

 

Según García Carbayo, en las 80 obras de la anterior legislatura sólo dos fueron objeto de modificado por menos de un 0,05% del importe de la contratación y que los modificados evitan la paralización de obras. En cuanto a las bajas desproporcionadas, considera que eliminar las bajas desproporcionadas porque es más arriesgado ya que estas requieren acreditar la solvencia de las empresas y su análisis permite saber si se respetan los convenios laborales o con los pequeños proveedores.

Noticias relacionadas