El PP pone al PSOE de la Diputación de Salamanca entre la espada y la pared

Javier Iglesias

El grupo popular impulsa una moción de defensa de las diputaciones y, aunque no hace referencia al pacto PSOE/C's, obliga a los socialistas a posicionarse: contra el acuerdo de su secretario general o a favor de su propia presencia en La Salina.

El grupo popular en la Diputación llevará al pleno de este viernes la moción que el PP ha elaborado para todo el país y que forma parte de la estrategia contra el pacto que PSOE y Ciudadanos han firmado. Y ataca precisamente en una de sus medidas más polémicas, aunque el acuerdo se compone de no menos de medio centenar: la eliminación de las diputaciones. La moción, que no hace referencia al pacto, va a poner a los socialistas de la Diputación de Salamanca entre la espada y la pared. Si la aprueban con el PP, echarán por tierra la decisión de su líder nacional, Pedro Sánchez; si la rechazan, se echan tierra encima porque presiden numerosas diputaciones y son el segundo grupo en el de Salamanca.

 

El problema es que el contenido de la moción es difícil de discutir porque recoge las funciones que lleva a cabo la Diputación salmantina, como las de todo el país, y su labr en la provincia de Salamanca. Y lo que se pide es reconocer su valía como institución a pesar de que, como ha reconocido el propio Javier Iglesias, es una estructura que tiene cosas que mejorar. Además, la moción incluye la posibilidad de dotarse de instituciones eficaces por encima de la desaparición de una.

 

La moción recoge en su texto las funciones de la Diputación de Salamanca, aunque es un modelo adaptado de la que el PP va a presentar en toda España. En su parte normativa pide reconocer el valor de las diputaciones y su función y "exigir a los futuros gobiernos de la nación que respete estas instituciones para no castigar ni provocar diferencias sociales en los millones de españoles dque viven en el medio rural". Eso sí, reconoce que el "presente inmediato de las diputaciones no pasa por su eliminación sino por alcanzar, junto con los ayuntamientos, el objetivo de dotarse de unas administraciones modernas y eficaces al servicio de los ciudadanos, en las que no se solapen competencias".

Noticias relacionadas