El PP mantiene la mayoría en Castilla y León pero bajaría hasta diez escaños

Cortes

Entran Podemos y Ciudadanos en las Cortes con entre ocho y diez procuradores, según la encuesta del CIS. El PSOE perdería hasta ocho parlamentarios. 

El Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del pasado mes de abril vuelve a situar al PP como primer partido en Castilla y León pese a seguir en línea descendiente y perder entre nueve y diez escaños en esta Comunidad hasta alcanzar los 43 o 44 procuradores.

 

Según el barómetro del CIS, el PSOE continuaría como la segunda fuerza más votada en Castilla y León aunque perdería hasta ocho parlamentarios al pasar de los 29 actuales a entre 20 o 21 procuradores.

 

Además y según este estudio, entrarían en el Parlamento regional las fuerzas emergentes, con entre 8 y 10 procuradores para Podemos y nueve escaños para Ciudadanos.

 

Por su parte, IU y UPL se mantienen en el Parlamento de Castilla y León con un procurador cada uno.

 

El PSOE vuelve a cambiar de cara en los carteles electorales y presenta al burgalés Luis Tudanca que tiene como actual suelo los 29 procuradores que consiguieron los socialistas de Castilla y León en los comicios de 2011 con Óscar López a la cabeza.

 

Además y según este estudio, entrarían en el Parlamento regional las fuerzas emergentes, con entre 8 y 10 procuradores para Podemos, que presenta a Pablo Fernández, y nueve escaños para Ciudadanos, que tiene a Luis Fuentes como cabeza de cartel.

 

Por su parte, IU, que cambia de cara y presenta a José Sarrión, y UPL, que también renueva a su aspirante con Luis Mariano Santos, se mantienen en el Parlamento de Castilla y León con un procurador cada uno.

 

El Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas del mes de abril da el 40,9 por ciento de la estimación de voto al PP mientras que la segunda fuerza más votada en Castilla y León sería el PSOE, con el 22,9 por ciento de los sufragios.

 

Ciudadanos, el partido que lidera Albert Rivera, entraría como la tercera fuerza más votada en Castilla y León con el 11,1 por ciento de la estimación de voto, seguida de cerca por Podemos con el 10,3 por ciento de apoyos, si bien a los primeros les corresponden 9 escaños y a los segundos entre 8 y 10 asientos.

 

Finalmente, Izquierda Unida alcanza una estimación de voto del 3,8 por ciento y UPL el 1,8 por ciento de los sufragios, que, en ambos casos, representarían un parlamentario en las Cortes regionales.

 

Por último, la formación que lidera Rosa Díez, con un 2,0 por ciento de los votos, se vuelve a quedar sin representación en las Cortes de Castilla y León.

 

Según el Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas, otro 3,2 por ciento de los votos de los castellanoleoneses es para otros partidos, a lo que hay que sumar un 3,9 por ciento de sufragios en blanco.

Noticias relacionadas