El PP lleva a pleno 'por la vía rápida' el arreglo del Multiusos y el nuevo contrato de cesión

 (Foto: I. C.)

El equipo de Gobierno quiere zanjar este mismo viernes el nuevo pliego de condiciones, que incluye el gasto de hasta 2,2 millones de euros en arreglos que tendrá que asumir el Ayuntamiento.

El equipo de Gobierno de Fernández Mañueco quiere resolver por la vía rápida el nuevo contrato de cesión del Multiusos Sánchez Paraíso, una instalación que lleva año y medio en precario y para la que se ha orquestado una solución que incluye una inversión de 2,2 millones de euros para reparar desperfectos y equipamiento, y que finalmente se pagará de las arcas municipales. El asunto, que se ha visto en comisión informativa este mismo martes, va al pleno de este viernes, poco margen para un asunto que no está del todo claro y que supone ceder a una empresa privada por al menos diez años una instalación municipal que costó millones.

 

El nuevo contrato de gestión del Multiusos y de las pistas de pádel del complejo es uno de los temas del pleno de este viernes, donde se tratará sólo tres días después de haber pasado por comisión. No obstante, hay que recordar que el asunto explotó a principios de marzo cuando el equipo de Gobierno dio a conocer su intención de correr con los gastos de la rehabiltiación del multiusos, muy deteriorado por la falta de mantenimiento, como ha ocurrido con el 'caso piscinas'. Entonces se propuso pagar de los fondos municipales 1,5 millones de euros para arreglar desperfectos y otros 700.000 euros para dotarlo de nuevo equipamiento.

 

Los grupos de la oposición se negaron porque suponía que el consistorio asumiría los gastos de poner al día la instalación, algo que no se había exigido a la empresa que la gestionó hasta 2014. No hubo entonces vigilancia porque la situación se convirtió en insostenible y obligó a romper el contrato por la falta de mantenimiento y las quejas de los usuarios. Y ahora no tiene solución porque la empresa ha quebrado y es inútil reclmarle nada: sólo se le ha incautado la fianza, 375.000 euros.

 

Ahora lo único que queda es pagar de fondos municipales el arreglo necesario para volver a licitar el concurso de gestión, lo que supone ceder la instalación a una empresa privada para que la explote. Será por diez años, con una prórroga de cinco, y un canon de unos 75.000 euros/año.

Noticias relacionadas