El PP desestima liberar a los salmantinos del recargo del 10% en el IBI y acusa al PSOE de demagogia

Fernando Rodríguez, en su comparecencia de hoy.

El equipo de Gobierno critica la propuesta del PSOE de dejar de aplicar el recargo a pesar de que tiene esa posibilidad y responde que, de hacerlo, tendría que revisar los valores catastrales y subir el IBI un 40% aunque no está obligado a esa actualización.

RODRÍGUEZ DICE QUE NADIE PAGARÁ MÁS, EL PSOE QUERÍA QUE SE PAGARA MENOS

 

Fernando Rodríguez ha asegurado que ningún contribuyente va a pagar más por el IBI el próximo año que en 2015. “Ningún contribuyente va a pagar ni en 2016, ni en 2017, ni en 218 ni en 2019 por el recibo del IBI más de lo que ha pagado en 2015”, ha dicho. Este será el resultado de dejar el IBI sin tocar, ni la posible eliminación del recargo del 10% ni la actualización del catastro, una medida que no es obligatoria. Por contra, lo que el PSOE proponía suponía una merma en lo que pagan los ciudadanos por este impuesto, merma que corresponde con los ingresos extra que el decreto del Estado otorgó hace cuatro años a los ayuntamientos y que deja de ser obligatorio ya para 2016.

El PP ha decidido, como equipo de Gobierno en el Ayuntamiento, que los salmantinos paguen el mismo IBI el año que viene desestimando la posibilidad que se le había abierto de aplicar una rebaja, a pesar de sus reiterados compromisos para rebajar la presión fiscal, que además forman parte de sus acuerdos con Ciudadanos. Así se desprende de las afirmaciones esta mañana del concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, que ha calificado de "demagogia" la propuesta lanzada por el PSOE este lunes y que consistía en acogerse a la posibilidad de dejar aplicar el recargo del 10% que se decretó en 2012 y que deja de ser obligatorio a partir del próximo año. En su lugar, el gobierno de Fernández Mañueco prefiere mantener la presión fiscal y alude a una rebaja de ingresos de 4,5 millones para justificarlo.

 

El concejal popular ha salido esta mañana a la palestra en una comparecencia no anunciada para replicar la propuesta lanzada a comienzos de semana por el portavoz socialista, José Luis Mateos. A partir de 2016 no es obligatorio aplicar el recargo del 10% que se estableció por decreto en 2012 para el impuesto de bienes inmuebles y que se decidió desde el gobierno Central en plena crisis. Pasados cuatro años completos de vigencia, deja de ser obligado aplicarlo, lo que abría una puerta a una rebaja de lo que pagan los salmantinos por el IBI. El Ayuntamiento podía optar por no hacerlo y Hacienda lo permite, y tiene hasta el día 31 de julio para comunicarlo.

 

Sin embargo, todo apunta a que no lo hará. Entre los argumentos ofrecidos por Rodríguez, que supondría una rebaja de 4,5 millones de euros en la recaudación y que consolidaría un nivel más bajo en el techo de gasto para los próximos años. El concejal ha aludido a la dificultad para pagar servicios sociales en caso de no lograr esa recaudación, a pesar de que la presión fiscal ha subido exponencialmente en los últimos años merced, entre otras, a estas medidas.

 

Previamente, y en la reunión de la comisión de Hacienda que se celebró el martes, el propio Rodríguez replicó al PSOE que, en caso de rebajar ese recargo del IBI que ya no es obligatorio, se podría ver obligado a actualizar los valores catastrales sobre los que se calcula el IBI, lo que supondría un aumento de cerca del 40% de la presión fiscal. Una comparativa, 10% de rebaja por eliminar el recargo contra 40% de revisar el catastro, que parece descompensada. Además, el Ayuntamiento no está obligado a esa revisión del catastro y sí tiene la opción de eliminar el recargo.

 

 

DURA COMPARECENCIA

 

Tras su comparecencia imprevista, el PP envió a los medios de comunicación una nota de prensa con las consideracines de su portavoz, Fernando Rodríguez. Según la nota, ha afirmado que la propuesta del Partido Socialista sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles pondría en riesgo los servicios públicos, la inversión, el gasto social o las políticas de empleo. La demagogia es el instrumento que utilizan quienes quieren acceder al poder engañando a los ciudadanos, según ha afirmado Fernando Rodríguez, quien ha señalado que, desde su punto de vista, “cualquier responsable  público, cuando hace propuestas, debe concretar cómo las va a llevar a cabo y sobre todo debe concretar qué consecuencias traería su aplicación”.

 

El Partido Socialista, según ha añadido, propuso el pasado lunes que el IBI se redujera en un 10% en la capital (en realidad, propuso que se dejara de aplicar el recargo de este 10% sobre el IBI) lo que supondría una disminución de los ingresos municipales en 4,5 millones de euros aproximadamente. Esta disminución llevaría aparejada, según la nota del PP, 'de manera necesaria, una reducción en la misma cuantía de los gastos municipales. Reducción del gasto que, en palabras de Rodríguez, sólo se podría llevar a cabo recortando servicios públicos, políticas sociales o inversiones'. 

 

Ante esto, el también concejal de Hacienda ha indicado que, o el PSOE engañó a los salmantinos en campaña electoral, o los está engañando ahora. Ha detallado que se refiere al engaño en campaña electoral  porque, sin entrar  analizar el conjunto de propuestas del programa del PSOE, y solo fijándose en dos de ellas (la que planteaba que cada año aumentara en tres millones de euros el gasto para políticas activas del empleo y un millón el gasto social). El gasto debería aumentar en 4 millones de euros al año, cuando lo que proponen ahora es reducirlo en 4,5 millones de euros. Es decir, el PSOE estaría abriendo una brecha de 8,5 millones de euros año entre gastos e ingresos para cumplir sus propias promesas electorales; lo cual, el opinión de Rodríguez, es inviable.

 

Ante lo cual, el portavoz ha dicho que surge una pregunta clara: “¿prometieron a los salmantinos lo que sabían que no iban a poder hacer? Esa es una de las posibilidades”, según ha manifestado para decir que la otra alternativa es que el PSOE esté engañando ahora porque propongan reducir el IBI cuando se ven en la oposición, pero sabiendo que no lo habrían hecho si hubieran gobernado. “Y  en este sentido es ilustrativo que en su programa electoral no figure ni una sola línea que se refiera a esta posible reducción”, según ha apostillado el edil, quien ha lanzado otra pregunta: “¿propone ahora el PSOE lo que sabe que no hubiera hecho si hubiera gobernado?”.