El PP de Javier Iglesias alarga su sangría de votos y dilapida 40.000 en la última legislatura

El PP de Salamanca ha perdido el diputado que le arrebataban todas las encuestas y se deja más de 40.000 votos en la provincia.

De 128.887 a 88.934. Ésa es la pérdida de votos del PP de Salamanca que preside Javier Iglesias en las elecciones del 20-D en el cómputo total de la provincia en relación a los pasados comiciones del año 2011, que refrendan el adiós al diputado que desde hace meses le arrebataban todas las encuestas. Y no es lo único que se deja en este camino, una caída a los infiernos que le cuesta también los 40.000 votos que tenía hace cuatro años y que se han esfumado.

 

Los datos hablan por sí solos y dejan claro que el PP de Salamanca ha dilapidado esos prácticamente 40.000 votos con los que consolida el pésimo resultado de las elecciones municipales. Aquel fue el primer 'bajonazo' para los líderes populares en Salamanca y puso de manifiesto la pérdida de confianza del electorado en el presidente del partido, Javier Iglesias; el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco; y el cabeza de lista al Senado, Gonzalo Robles, muñidor de las listas electorales. Unos meses después,

 

Con Iglesias al frente el PP salmantino ha encontrado un suelo inédito en su historia: nunca desde que usa esas siglas había perdido el nivel de los 100.000 votos en Salamanca en unas elecciones generalesDe hecho, el PP de Salamanca se cae de su máximo histórico de hace cuatro años, pero también está muy lejos de los 127.130 de 2008, que era el 'mínimo' reciente.

 

De este modo, el presidente del PP de Salamanca sigue dilapidando votos desde su llegada a este cargo en una provincia que ahora compartirá con su cargo de senador.

Noticias relacionadas