El PP asegura que la reforma educativa cumple sentencias judiciales y critica que Cataluña ya anuncie su desobediencia

Alfonso Alonso
El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha asegurado que la reforma educativa contemplada en el borrador de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) cumple las sentencias judiciales dictadas hasta la fecha, al mismo tiempo que ha criticado que la consejera catalana del ramo, Irene Rigau, ya haya anunciado que no va a aplicar la ley en su comunidad autónoma.
MADRID, 4 (EUROPA PRESS)



Precisamente, la última sentencia educativa relativa a la enseñanza en catalán pertenecen al mes de junio, momento en el que el Tribunal Supremo anuló parte de un decreto que ordenaba que el catalán fuera la lengua vehicular utilizada en la educación de los niños catalanes de 3 a 6 años, a la vez que precisaba que esa lengua vehicular debía ser el castellano, en base a la sentencia del Estatut del Tribunal Constitucional (TC) de la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat.

Así las cosas, Alonso ha tachado de "sorprendente" que la consejera catalana de Educación haya anunciado que no va a aplicar la reforma educativa en su comunidad autónoma, a pesar de que la normativa está en fase de borrador y podrá debatirse con el resto de comunidades autónomas, así como con el ministro del ramo, José Ignacio Wert, en la Conferencia sectorial de Educación.

LUCHAR FRENTE AL ABANDONO ESCOLAR

Según ha defendido, el "principal objetivo" de la LOMCE no es otro que luchar frente a la "altísima tasa" de abandono escolar que afecta a uno de cada tres escolares españoles y cuyos resultados son "inferiores" a los del entorno europeo. "Por eso hay que cambiar las cosas y poner bases para la educación", ha indicado.

Es más, Alonso ha insistido en que este Gobierno no sólo tiene que cumplir las leyes sino también las sentencias y, por ello, cree que se da cumplimiento a las sentencias judiciales. "Hablamos de algo que no perjudica a nadie porque la defensa de los derechos de las personas en la igualdad de todos no puede entenderse que va en detrimento de nadie y es lo que procura resolver esta reforma: Que el castellano sea la lengua vehicular de la enseñanza", ha agregado.

En este sentido, ha asegurado que la normativa no se hace "en contra de nadie" sino como garantía de un derecho que tienen las personas y que está respaldado por decisiones judiciale.

"Nadie debe llamarse al engaño al tratarse de una posición que siempre ha defendido el PP y no creo que nadie pueda sorprenderse demasiado con que los españoles deben ser iguales en derechos y deberes en todo el territorio nacional. Tratemos de garantizarlo a través de las leyes y forma parte de las obligaciones de cualquier gobernante", ha añadido.