El PP arropa a Javier Iglesias con un equipo que cuesta 763.000 euros al año

Fotos: F. Oliva

El presidente de la Diputación se ha rodeado de diputados en dedicación exclusiva y ha reforzado su personal de confianza de presidencia y del grupo, una decisión que tiene un coste de 763.000 euros. Su futura marcha al Senado sobredimensiona su núcleo de confianza.

En cuestión de semanas, y salvo que los resultados electorales se tuerzan mucho el 20D, Javier Iglesias estará camino del Senado y compatibilizará el cargo con el de presidente de la Diputación de Salamanca. Una ubicuidad política que ha sembrado dudas en torno a la desatención de sus obligaciones en la provincia, pero que parece estar preparando desde hace tiempo. Al menos, en las decisiones que ha tomado con respecto al equipo político y a la cohorte de cargos de confianza con los que se ha hecho arropar en los pocos meses que han pasado desde que juró su segundo cargo. El problema es que esta decisión tiene un coste, y es elevado.

 

Según los datos facilitados por Ganemos Salamanca, el equipo más próximo a Javier Iglesias tiene un coste de 763.452 euros. Eso es lo que cuestan los sueldos de los diputados en dedicación exclusiva y el personal de confianza y del grupo popular en la Diputación, elegidos directamente por el presidente, que además cuenta con personal funcionario a su servicio. El coste es superior incluso a lo que cuestan las dedicaciones exclusivas y parciales de concejales y los numerosos asesores y coordinadores que trabajan para Alfonso Fernández Mañueco en el Ayuntamiento de Salamanca, más que cuado estaba en mayoría, y que cuestan 705.000 euros cada año a las arcas municipales

 

En el caso de Iglesias, la factura resulta de sumar las dedicaciones exclusivas de los cargos políticos y de los sueldos del personal de confianza. Sobre lo primero, el PP tiene ocupadas cinco dedicaciones que fueron otorgadas por Iglesias en el significativo reparto de poder que hizo el pasado verano. Entonces dio más poder a sus vicepresidentes, Carlos García Sierra y Chabela de la Torre, y sumó a su núcleo más próximo a su colaborador en Ciudad Rodrigo, Marcelino Cordero. Todos ellos están en régimen de dedicación exclusiva, igual que el propio presidente y Antonio Luis Sánchez, y están remunerados con las mejores condiciones. Todo ello cuesta algo más de 448.000 euros.

 

Además, hay que sumar lo que cuesta el personal de confianza que trabaja para el presidente y para el grupo popular. El PP tiene varios puestos asignados, como  el resto de grupos, pero es que además Iglesias tiene derecho como presidente a seis ayudantes entre un jefe de gabiente, dos asesores y tres coordinadores. Iglesias repescó a un histórico como el macoterano Antonio Gómez Bueno como coordinador de grupo una vez que se quedó sin ser diputado. Y hasta hace unos meses había tenido dos coordinadores, pero decidió ocupar un tercer cargo elevando la factura hasta casi los 200.000 euros solo para esto. Sumados estos puestos y los del grupo popular, cuestan algo más de 314.000 euros.