El PP analiza las palabras de Risco y anuncia posibles acciones legales

El concejal del Ayuntamiento de Salamanca, Carlos García Carbayo.

El concejal de Ganemos ha acusado al equipo de Gobierno de estar en contra de lo público, de pensar en ceder el Multiusos a la misma empresa que ya gestiona Aldehuela y piscinas y de hacerlo con "empresas amigas".

El Grupo Municipal Popular ejercerá las acciones judiciales pertinentes contra Ganemos por las acusaciones realizadas este viernes en el pleno Municipal por el concejal Gabriel Risco si, analizadas jurídicamente, pudieran ser constitutivas de delito. Esta es la respuesta al sonoro enfrentamiento que han protagonizado Risco y el concejal de Contratación, Carlos García Carbayo, en el debate sobre el nuevo contrato de gestión del Multiusos Sánchez Paraíso. El contrato incluye una inversión de 2,2 millones de euros que tendrá que asumir el Ayuntamiento porque, tras expulsar a la anterior concesionaria, las instalaciones municipales han resultado en pésimo estado.

 

Durante el debate sobre la nueva contratación de la gestión y explotación del Multiusos Sánchez Paraíso, el edil de Ganemos ha afirmado textualmente, en referencia al Grupo Municipal Popular, que “están en contra de lo público. No creen en los servicios públicos, sólo los quieren para obtener rendimiento económico y ponerlo en manos de las empresas de sus amigos”“Esto nos parece un despilfarro de los fondos públicos para entregarlo, como digo, a las empresas amigas”, ha insistido el edil de Ganemos.

 

El concejal de Ganemos ha apuntado que en otro caso de deterioro, el de las piscinas, el nuevo contrato se ha adjudicado a una empresa, Enjoy Wellness (en UTE con una segunda, Clequali) tras una importante inversión municipal; y que esta misma empresa se ha hecho con la gestión de la ciudad deportiva de La Aldehuela por cesión de la empresa constructora y sin que pasara siquiera por pleno; por último, esta misma empresa ha estado gestionando provisionalmente el Multiusos y es una de las posibles aspirantes al nuevo contrato.

 

El Grupo Municipal Popular asegura que estas acusaciones son inadmisibles en un representante institucional, y durante su réplica el concejal García Carbayo ha pedido a Risco que se retractara, cosa que no se ha producido. Por ello, tras la segunda intervención, ha anunciado que se reservaba la posibilidad de tomar acciones legales, y así lo ha anunciado en una nota de prensa.