El PP admite que la obra del Hospital terminará en 2020 y que lleva gastado sólo un tercio del total

El procurador el Cortes por el PP en Salamanca, Salvador Cruz, en la rueda de prensa.

El procurador popular Salva Cruz reconoce que la obra completa necesitará llegar hasta 2020, aunque el compromiso es que durante 2019 esté operativo el nuevo Hospital. Se han gastado ya 73 de los 203 millones que costará, un tercio, tras los retrasos por problemas de presupuesto.

El PP salmantino ha salido este viernes al paso de las afirmaciones del PSOE, en la que el secretario provincial Fernando Pablos aseguró que el Hospital había vuelto a retrasar su fecha de finalización, que las obras no estarían terminadas hasta octubre de 2020, que no se ejecutaba todo los presupuestado y que se había gastado un tercio de lo previsto. Unas declaraciones que escocieron y a las que los populares han tratado de dar la vuelta con su propia versión.

 

Sin embargo, el procurador salmantino Salvador Cruz ha tenido que admitir algunas cuestiones de las que denunciaron los socialistas este jueves, aunque ha puntualizado las circunstancias que lo explican. Así, Cruz ha dicho que la información ofrecida por Pablos era "segada, partidista y claramente electoralista", que "faltaba a la verdad" y que se debe a una interpretación sin todos los datos. Y también que el compromiso de la Junta, del consejero de Sanidad y del PP regional "se mantiene" en los mismos términos sobre el Hospital. Pero también ha reconocido que "el plan director culminará en 2020", lo que significa que las obras que forman parte del proyecto del nuevo complejo hospitalario no estarán totalmente finalizadas hasta ese año.

 

El matiz que ha aportado Cruz es que es diferente la finalización de la obra, que no ha podido desmentir que vaya a acabar en su totalidad en 2020, de la puesta en funcionamiento del nuevo complejo. Mantiene que la puesta en servicio se producirá "durante 2019" o, si todo va bien, en los últimos meses de 2018. Esa fecha, la de 2019, es la que ha comprometido la consejería de Sanidad.

 

La discrepancia entre las dos fechas estriba en que se podrá usar el nuevo Hospital antes de acabar las obras necesarias para tener completo el complejo. Así será durante 2019, momento en el que se procederá a demoler el edificio actual y a levantar sobre su parcela otros dos edificios menores de consultas y aulario, cuya construcción se prolongará durante 2020. Será entonces cuando esté terminado por completo el complejo hospitalario, y mientras tanto convivirá, desde 2019, con el uso del nuevo.

 

 

73 MILLONES DE 203 QUE HAY QUE GASTAR

 

Cruz también ha entrado a rebatir las cifras ofrecidas por el PSOE. Según los socialistas, no se ejecuta todo lo que se presupuesta sobre el papel y falta mucho dinero por gastar. Según los datos del PSOE, en lo que va de 2015 se han gastado 25,1 millones de los 32,7 presupuestados; a falta de un mes para acabar el año el descuadre es de 7,5 millones. Cruz ha matizado que el descuadre es menor y ha sacado una certificación de obra de noviembre por 5,6 millones de euros, con lo que sumaría 29 millones, cerca del objetivo para 2015 (32 millones de euros presupuestados en total) y con diciembre por delante.

 

Eso sí, Cruz ha dado los datos globales de lo que se ha gastado hasta ahora y del coste del proyecto. En total, y hasta 30 de noviembre de 2015, se han invertido 73 millones de euros y el coste del nuevo complejo es de 203, que se elevan a 229 con la garantía de final de obra. Es decir, el camino recorrido es un tercio de lo que hay que 'andar' para ver finalizado el nuevo Hospital, prometido en 2007, iniciado en 2008 y que tenía que haber estado terminado en 2014. Según Cruz, los retrasos existen y se deben a la crisis que impidió invertir lo preciso en los últimos años.

Noticias relacionadas