El porcino ibérico toca techo

Los cochinos de pienso frenan las subidas de precio, y aunque aún puede moverse levemente al alza, el freno está echado
La ‘gallina de los huevos de oro’, en este caso el cerdo se convierte poco a poco en plata y bronce… la tendencia alcista de los últimos siete meses, con una subida de más de 0,40 euros por kilogramo parece haber tocado a su fin y la estabilidad se ha asentado en el sector. La Lonja Provincial de Salamanca no engaña…

“A lo mejor puede subir levemente alguna semana, pero ya se ha acabado la tendencia de los meses pasados. Lo malo de esto es que el ganadero, con el precio actual, entre 1,63 y 1,73 euros kilo no cubrimos costes, pero el industrial tampoco porque no puede repercutir la subida en el consumidor”, destaca un ganadero afectado.

De hecho, para que el productor pudiese cubrir costes y llevarse algún beneficio, los cerdos de pienso debería cotizar entre 1,95 y 2 euros, nivel al que no van a llegar porque el mercado no lo soporta. “Pagamos el cereal a un precio muy elevado y la alimentación nos cuesta mucho; no cubrimos costes”, destaca un profesional salmantino.

No obstante, como la trampa está a la orden del día, el fraude también está en el sector y es algo que se quiere evitar en un futuro. “Los que sacrificamos los cerdos con 160 o 170 kilos como es normal, no cubrimos costes, claro, pero los que lo hacen con 120 kilos sí. Eso es algo que no podemos evitar, al menos por el momento”.

Y mientras tanto, el industrial también se encuentra en una situación delicada porque el aumento de los cochinos de pienso no puede repercutirlo en el precio final al consumidor, porque éste dejaría de comprar aún más y sería aún más la ruina para los profesionales. De este modo, ni ganaderos ni industriales viven momentos plácidos en un sector que otrora dio muchos beneficios, hasta que se pinchó el globo…