El porcino ibérico 'se iguala'...

Mesa de porcino ibérico (Foto: Chema Díez)

Por segunda semana consecutiva, el precio del ibérico se mantuvo estable y sin cotización alcista. ¿Habrá tocado techo el sector?

 

 

SE OYÓ EN LA MESA

 

Celestino Martín, ganadero: "A ver que estrategia siguen ahora los industriales... la circunstancial... a ver qué cuentan ahora".

 

José M. J. del Águila, industrial: "En Guijuelo se han matado 1.400 cochinos en un día en el mes de noviembre... en noviembre. Si eso no es referencia no sé lo que será".

 

Luis Ramos, industrial: "De momento no he visto ningún cochino paseando por la Plaza Mayor... quitando el de La Alberca".

 

Fernando García, industrial: "El céntimo que se subió hace dos semanas me dolió mucho".

Dos semanas de repetición; ése es el tiempo que acumula el porcino ibérico sin mover su precio al alza después de muchas semanas de subidas por la escasez de cochinos en el mercado, situación que no ha cambiado en absoluto. No obstante, y debido a esta tendencia, ¿habrá tocado su techo el sector?

 

Este interrogante cuenta con dos visiones muy diferentes: la de los ganaderos y la de los industriales. La primera de ellas se centra en un mercado alcista aunque en menor porcentaje que semanas anteriore, y la segunda, en una situación que ya ha cambiado y que el sector ha alcanzado su punto álgido y ahora tenderá a la baja.

 

También hubo quien dijo que aceptaba cualquiera de las posturas, como José Luis González, "ya que se puede repetir o subir el precio de los animales, estamos en ese punto". En la ronda de cotizaciones, los ganaderos pidieron en su mayoría 0,01 euros de subida por una repetición o 0,01 euros de bajada por parte de los industriales, para una decisión final de repetición, por segunda semana consecutiva.

 

Extremadura tan solo subió medio céntimo la semana pasada y su precio aún se encuentra un poco por debajo del de la Lonja de Salamanca, por lo que la que los que llevan la voz cantante son los profesionales de la provincia.

 

Otro de los temas candentes fueron los lechones, con una subida de 0,05 euros y un mercado que está claramente al alza por la escasez de los mismos y la gran demanda existente en la actualidad. El resto de categorías mantuvo los precios de la semana pasada.

 

En cuanto al blanco, la situación caótica que vive Alemania no deja de tener consecuencias negativas para España, y la mesa decidió una nueva bajada de 0,03 euros para las tres clases de cerdo (selecto, graso y normal) y 0,01 euros para las cerdas, con una repetición para lechones y tostones.