El porcino ibérico o... el 'Día de la Marmota'

La mesa acordó una nueva subida de 0,02 euros en una jornada en la que los compradores reconocieron que la matanza se ha desplomado por... la ausencia de cochinos.

La mesa de porcino de la Lonja Provincial de Salamanca vive instalada en el 'Día de la Marmota' durante ya muchos meses y cada semana revive una y otra vez una situación que se adivina sin que el sector vierta ninguna 'versión oficial'.

 

Por tanto, la decisión final de la mesa, una jornada más... ¿adivinan cuál fue? Sí, una nueva subida de 0,02 euros reconocida por las dos partes pese al juego intermedio que se busca para que el presidente haga lo que, al final, quieren.

 

La situación ha llegado a tal punto que hasta los industriales ya se resignan a esta situación y reconocer de manera abierta que la matanza en Guijuelo ha descendido un 25% en el primer trimestre y un 50% en al acumulado en los primeros seis meses del año. Incluso hasta Isidoro Blázquez, uno de los más 'guerreros', ha reconocido en la mesa que el precio del porcino ibérico en la actualidad es tan "desproporcionado como real". Más claro...

 

Así, el ibérico continúa su escalada en una jornada en la que el industrial felicitó a los ganaderos que han "aguantado esta situación porque ahora reciben un precio más que merecido por su trabajo"; todo palmadas y buenas palabras, sinónimo de que la resignación se ha instalado en este sector.

 

Además, los lechones aumentaron su valor 0,10 euros por una repetición de tostones y de hembras, aunque éstas siguen apuntando al alza.

 

Por su parte, el porcino blanco mantiene una posición estable por la exportación de carne española que se ve perjudicada, por contra, por la importación de producto de Alemania, pero que de momento aguanta con una repetición de las tres categorías de cerdo (selecto, graso y normal) además de las cerdas. Los tostones también aguantan y ponen su signo de repetición aunque éste tienda a la baja.