El porcino ibérico, en una vorágine de precios, vive la cruz del sector

(Foto: Chema Díez)

El precio de los animales ha entrado en los conocidos dientes de sierra, ahora a la baja, y ha contagiado también a un porcino blanco que está en caída libre.

El porcino ibérico da que hablar, y mucho. Desde hace más de dos años y medio lo hace por marcar unos precios histórico (al alza) y por haber iniciado un periodo de recesión con unas cotizaciones que apuntan y se dirigen a la baja.

 

Al menos eso es lo que reflejado cada semana y desde enero de 2012 la Lonja Provincial de Salamanca en la celebración de la mesa de porcino, que ofrece adermás un enfrentamiento entre dos sectores que al final tiene que estar condenados a entenderse: ganaderos e industriales.

 

Tal es así que los precios de la Lonja reflejan que los cochinos de cebo (antes de pienso) vivieron una situación histórica al pasar de 1,33 euros / kilo en enero de 2012 a 2,39 euros en octubre del año 2013. A partir de ahí, se inició un periodo de estabilidad con repeticiones del precio hasta que a partir del pasado mes de enero el sector inició una cotización a la baja hasta los 2,09 euros actuales.

 

Algo similar ha ocurrido con el precio de los cochinos de cebo de campo (antes pienso extensivo), que pasaron de 1,39 euros a 2,45 en las mismas fechas que la categoría anterior, para pasar a 2,17 euros en la actualidad y con unas perspectivas que alternarán estabilidad y una clara cotización a la baja.

 

A esta situación hay que sumarle que el 'contagio' del porcino blanco, que acumula varias semanas con unas bajadas muy pronunciadas de 0,08 y 0,06 euros, a un ritmo muy mayor que el ibérico, acusando la escasez del consumo y la crisis en el mercado europeo como consecuencia del veto ruso.

 

De este modo, una de las categorías de cerdo blanco, el selecto, ha variado notablemente su precio con el paso del tiempo, pasando de 1,13 euros / kilo en enero de 2012 a los 1,51 euros del mes de octubre de ese mismo año, para bajar hasta 1,2 euros en el pasado mes de febrero de 2014. En julio alcanzó una de sus cotas más altas con 1,49 euros y en la actualidad tras las últimas bajadas, el sector fija su precio en 1,2 euros.

 

Por tanto, el ibérico, pese a seguir en un precio elevado por la escasez de animales, arrastra una tendencia negativa de la que se desconoce su final, igual que en el blanco, por la inestabilidad de los mercados. Los dientes de sierra llegan al sector del porcino...