El porcino ibérico acumula 62 semanas de récord...

El valor de los cochinos de pienso ha pasado de 1,27 y 1,35 euros a 2,09 y 2,14 euros desde el pasado 19 de marzo de 2012 sin acumular ningún descenso en su precio.

62 semanas y quien sabe si esta cifra seguirá aumentando. Éste es el tiempo que la mesa de porcino ibérico de la Lonja Provincial de Salamanca acumula sin contar un descenso en el precio de los cochinos de pienso en intensivo y extensivo, hecho que lleva al sectro a acumular un precio récord.

 

Muy pocos se acuerdan ya de la última bajada y la cotización alcista de este sector se debe a la escasez de animales y su dificultad para encontrarlos pese a que también ha sufrido un descenso el número de industriales que mata cada semana porque algunos se han quedado por el camino, igula que les ocurrió a los ganaderos años atrás. Pero nunca se ha acumulado la friolera de 62 semanas con subidas o repetición.

 

De este cifra mágica, la mesa de porcino aglutina 49 jornadas subiendo el valor de los cochinos y 13 manteniendo el valor de la semana anterior tanto en intensivo como en extensivo, pese a las quejas diarias de los industriales de que el sector no aguanta más cotizaciones alcistas.

 

120 EUROS DE MEDIA MÁS...

 

 

Como los números no engañan, los ganaderos cobran en la actualidad sus animales, una media de 120 euros más caros que hace 62 semanas con unas cuentas que son muy claras. En el caso de los cochinos de pienso en intensivo, su precio en la Lonja Provincial con fecha de 19 de marzo de 2012 era de 1,27 euros, dato que contrasta con los 2,09 actuales y que supone un aumento de 123 euros por cada cabeza de ganado, siempre teniendo en cuenta que el peso de los animales sea el que marca la ley, 150 kilos.

 

En el caso de los cerdos en extensivo, ocurre algo similar, ya que su valor hace 62 semanas era de 1,35 euros y en la actualidad se ha fijado en 2,14, lo que supone 118,5 euros más por animal para el ganadero y un coste mucho más difícil de soportar para el industrial, principalmente el de Guijuelo.

 

Pero pese a esto, hasta los ganaderos se preguntan hasta cuándo durará esta situación que se escapa de la lógica de un mercado que por el momento dicta que la ley de la oferta y la demanda es así. En 2009 los cerdos también cayeron hasta los 0,94 euros, pero ahora se desconoce cuál será el techo del sector.