El porcino blanco regatea la crisis con una exportación que compensa la caída del mercado nacional

El valor de la materia prima en la actualidad es el más elevado de los últimos seis ejercicios

El sector del porcino ibérico sigue instalado en una situación crítica por la escasez de las ventas y un consumo casi inexistente que han hecho caer a ganaderos e industriales en picado. Pero su ‘vecino’, el porcino blanco, vive una situación completamente distinta.

De hecho, el precio de la materia prima en origen es el más elevado de los últimos seis años, según reflejan los datos de la Lonja Provincial de Salamanca. Por categorías, el cerdo selecto ha aumentado su valor en 0,09 euros por kilogramo, pasando de los 1,16 de 2006 a los 1,25 de la actualidad.

En la categoría de cerdo normal ocurre algo parecido porque también ha aumentado 0,09 euros por kilo en ese mismo periodo de tiempo, pasando de 1,15 euros a 1,24 euros. En el graso es la única categoría que ha aumentado manteniendo el valor de 1,21 euros actual. Las cerdas también han experimentado un aumento de 0,09 euros por kilogramo y los lechones con un precio de 55 euros.

El tostón es el único que ha experimentado una bajada del precio, pero tan solo es de dos euros en este periodo de tiempo, pasando de los 22-25 de 2006 hasta los 19-21 del presente ejercicio.

¿Las causas?

El motivo principal por el que se ha producido esta situación es la exportación a países de la Unión Europea y a terceros países, que ha provocado una salida al mercado de todos estos productos además de los derivados como las grasas y otros sobrantes del cerdo, muy apreciados y demandados en otros países como Alemania o Rusia.

La última subida en la Lonja Provincial refleja este hecho ya que el cerdo selecto y normal subieron 0,05 euros, 0,03 euros el cerdo graso y 0,02 euros las cerdas, por los motivos anteriores, con unas perspectivas optimistas ya que el mercado interior está completamente desierto salvo en fechas puntuales donde se produce un repunte.