El polideportivo municipal toma el nombre del cabo Roberto Herrera

Homenaje. El joven, fallecido de forma repentina el 4 de febrero a los 30 años cuando practicaba deporte, fue concejal de Deportes por el Partido Popular en el Ayuntamiento en la legislatura 1999-2003
E. BERMEJO
El cielo, con su amenaza de lluvia permanente, se confabuló ayer con los vecinos de Doñinos de Salamanca para llorar con ellos la inesperada muerte del joven cabo del Regimiento de Ingenieros, Roberto Herrera, a quien su pueblo rendía homenaje.

Como deportista y concejal de Deportes que fue en su día, la Corporación municipal decidió en pleno el pasado mes poner su nombre al polideportivo municipal para que se le recuerde siempre en la localidad que le vio nacer y que se convierta de esta manera en un referente para todos los jóvenes.

Con ese fin se dieron cita en el pabellón numerosos vecinos que quisieron acompañar a su emocionada familia. No faltaron en el acto el subdelegado del Gobierno, Jesús Málaga, ni una representación militar de su Regimiento.

La alcaldesa, Carmen García Romero, se dirigió a los presentes para que todos juntos agradecieran a Roberto lo que había dado a su municipio, e hizo hincapié en las palabras respeto y solidaridad, que fueron dos máximas que repartió con generosidad entre los habitantes de Doñinos, a los que pidió que conviertan al joven en un referente.

También tomó la palabra la hermana del fallecido, que agradeció las muestras de cariño recibidas por la familia desde el Ayuntamiento y todas las instituciones, civiles y militares. A continuación, todos los asistentes al acto guardaron un minuto de silencio y, posteriormente, se celebró un partido de futbito en el pabellón que lleva desde ayer el nombre de Roberto Herrera.