El poeta Martín Navarro se encuentra “como un enano a hombros de gigantes” tras recibir el premio ‘Ciudad de Salamanca’

Martín Navarro en Salamanca (Foto:F.Rivas)

El sevillano defiende la importancia del lenguaje, especialmente de la poesía, para el desarrollo de la humanidad

El sevillano Alejandro Martín Navarro ha confesado sentirse “como un enano a hombros de gigantes” al escribir versos, ganar el premio ‘Ciudad de Salamanca’ y compartir escena poética con literatos como Antonio Colinas, presidente del jurado del certamen que ha ganado.

 

Así lo ha señalado Martín Navarro, en el acto en el que ha recogido el  Premio Ciudad de Salamanca de Poesía por su poemario ‘La fiesta de los vivos’, que ahora sale a la venta en la editorial ‘Reino de Codelia’.

 

El galardón lo ha recogido de manos del alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha destacado que la presente edición del certamen ha contado con 224 poemarios, procedentes de 14 países distintos.

 

Durante la entrega, el poeta agasajado ha insistido en la importancia del lenguaje, por su capacidad para que los hombres puedan hablar de temas que van más allá de la necesidad vital.

 

“No hay patrimonio cultural tan vivo como el lenguaje” y, en cuanto a la poesía, surge cuando se acaban las palabras y que “rompe con el lenguaje” para mostrar sentimientos, ha dicho en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento

 

El Premio Ciudad de Salamanca de Poesía ha llegado este año a su decimosexta edición y está dotado con 8.000 euros, además de la publicación y distribución de la obra premiada.

 

El jurado del certamen ha estado presidido por Antonio Colinas y han formado parte de él los poetas Asunción Escribano, César Antonio Molina, Clara Janés, José Luis Puerto y Juan Antonio González Iglesias.

 

MARTÍN NAVARRO.

 

 

Martín Navarro nació en Sevilla en 1978, una ciudad en la que trabaja actualmente como profesor de secundaria. Es doctor en Filosofía por la Universidad de Sevilla y además es licenciado en Antropología Social y Cultural por la Universidad Complutense de Madrid.

 

Es autor de dos poemarios, ‘Vasos de barro’, con el que obtuvo el Premio Internacional de Poesía Luis Cernuda en el año 2000, y ‘Aquel Lugar’, reconocido con el Premio Internacional de Poesía Miguel Hernández en 2006. Además es autor de distintos ensayos con carácter filosófico.