El podium de las tapas españolas: tortilla, bravas y ensaladilla

Fotos: BORIS GARCÍA

La tortilla de patatas es la reina indiscutible de los pinchos españoles: es el acompañamiento perfecto para la caña de fin de semana. Pese al auge de los pinchos de autor, la mayoría de los bares todavía da tapas gratis con la bebida.

La tortilla española, las patatas bravas, la ensaladilla rusa y las croquetas. Estas son las tapas favoritas de los españoles según se desprende de un estudio que avalan los propios hosteleros y que apunta que, además, en todas las latitudes de la geografía española se pueden encontrar tapas más propias. Eso sí, y aunque en algunos lugares están cotizadas, todavía una mayoría de los bares las ofrece gratis cuando te tomas una caña o un vino.

 

El 58,5% de los establecimientos ofrecen una tapa gratuita como acompañamiento a la bebida, según una encuesta realizada por la Federación Española de Hostelería (FEHR) a un total de 547 establecimientos, presentada hoy por Saborea España coincidiendo con el quinto aniversario del Día Mundial de la Tapa, que se celebrará este jueves 16 de junio. 

 

Entre las que son de pago, la mayoría tienen precios que podríamos definir como asequibles. De las tapas que se abonan, el 57,4% tiene un precio de 1,5 a 2,5 euros, seguido de las que cuestan de 2,5 euros a cuatro euros (28,9%) y de las que cuestan más de cuatro euros (13,7%). En un evento celebrado en el centro de Madrid, el secretario general de la FEHR, Emilio Gallego, ha explicado que el 6,3% de los clientes consume de media entre una y tres tapas, el 32,36% de tres a cinco y el 2,38%, más de cinco tapas.

 

 

CON UNA CAÑA Y EN FIN DE SEMANA

 

Por su parte, el fin de semana es el momento de mayor consumo (84,6%) y el momento del día es entre la tarde y la noche (42,2%), seguido del mediodía (36,4%) y, en el momento del día que menos se consume, en el aperitivo, con el 21,4% del total. En cuanto a la bebida, la más demandada es la cerveza (70,4%), seguido del vino (27,8%) y refrescos o zumos (1,8%). El segmento de edad que más consume este tipo de productos es el comprendido entre 30 a 45 años (76,2%), seguido de la franja entre los 45 a los 60 años (19,6%), hasta los 30 años (3,8%) y de más de 60 años (0,4%).

 
 

La secretaria de Estado de Turismo en funciones, Isabel Borrego, ha afirmado sobre este estudio que tanto las empresas públicas como las privadas tienen mucho que aprender de él para fomentar el turismo gastronómico. También ha añadido que el Gobierno está trabajando ya para que la tapa sea declarado bien inmaterial por la Unesco.

 

"La tapa es un icono español, tenemos que enseñar al resto del mundo cómo comemos aquí porque vivirán más años y serán más felices", ha señalado el presidente de FEHR y vicepresidente de Saborea, José María Rubio.

 

 

Noticias relacionadas