El plazo para recibir las ayudas agroambientales perjudica a los apicultores

Los seis meses obligatorios, hasta noviembre, suponen un retraso en el traslado de las colmenas al sur de España
Un año más, los apicultores lamentan que la consejería de Agricultura y Ganadería no recapacite en su normativa de mantener las colmenas seis meses hasta poder trasladarlas al sur, para cumplir con un requisito indispensable para recibir las ayudas agroambientales. “Des de la Junta dicen que es una imposición de Bruselas, pero que se cierren tanto en banda en este aspecto tampoco es muy normal porque supone un trastorno grande para nosotros”, señala Santiago Canete, presidente de la cooperativa Reina Kilama.

Por ello, los apicultores están terminado de trasladas las colmenas a Extremadura y Andalucía, donde permanecerán varios meses pero no pueden hacerlo con todas por el motivo expuesto con anterioridad, “lo que supone un gran trastorno porque ya comienzan las lluvias y luego solo podemos entrar a por las colmenas con los tractores y supone más gasto y más trabajo”, señala Canete. Por ello, señalan que les vendría bien que la Consejería fuese un poco más flexible en este apartado.

Producción irregular
En lo que se refiere a los rendimientos de las mieles de primavera, Canete destacó que en las de encina, “esperamos que la producción sea similar a la del año pasado aunque aún es pronto para confirmarlo, mientras que en la miel de flores ha bajado de modo notable, en torno a un 40% porque la primavera fue muy mala con demasiadas lluvias y la polinización no se hizo de una manera correcta”.

En cuanto a la situación actual del mercado, el presidente de Reina Kilama destaca que está más flojo de lo habitual y el valor de la miel “ha caído por los problemas que hubo con Alemania al señalar que algunas mieles de España tenían sustancias cancerígenas, algo que desmintió enseguida aludiendo a que había sido una mala interpretación de una noticia, pero el caso es que el daño ya está hecho”, señaló Canete. También ha disminuido el precio de la miel en otras zonas aunque no se conocen muy bien los motivos.