El Plan de Seguridad del Madrid Arena tenĂ­a asignado un vigilante por cada 250 personas

Se precisa que el Grupo Seguriber, va a encargarse de la "seguridad exterior y requisa"

El plan de seguridad contratado por la empresa organizadora del evento en el Madrid Arena consistiĂł en 38 vigilantes de seguridad privada para un recinto al que acudieron miles de personas, segĂşn informan a Europa Press fuentes de la investigaciĂłn. Desde el ayuntamiento explican que se vendieron 9.650 entradas para un recinto con capacidad de aforo para 10.600 personas.

Estos 38 vigilantes privados pertenecen al Grupo Seguriber, segĂşn estas mismas fuentes. La empresa organizadora del acto, Diviertt S.L, remitiĂł al Ayuntamiento de Madrid los datos del evento, concretamente a 'Madrid Espacios y Congresos', competente para dar el visto bueno.

En el apartado de seguridad se precisa que el Grupo Seguriber, va a encargarse de la "seguridad exterior y requisa", pero al menos en ese documento no se precisa el nĂşmero de efectivos que se emplearĂĄn para ello, pese a que sĂ­ anticipa que a la fiesta acudirĂĄn "7.000 personas (aproximadamente)", una cifra que finalmente se vio superada en mĂĄs de 2.500 personas.

Diviertt S.L incluye en el apartado de "Servicio de Orden" que la seguridad estarĂĄ a cargo de Kontrol 34, S.L., con 75 operativos y precisa la palabra "(Interior)" de lo que se deduce que se refiere a la seguridad Interior del recinto. TambiĂŠn cita al Grupo Seguriber al que le atribuye la "seguridad exterior y requisa".

No obstante, fuentes de la investigaciĂłn precisan que esta empresa no es de seguridad y que esos 75 efectivos realizaban otras "labores auxiliares" (roperos, control de tickets, informaciĂłn para asistentes...).

De hecho en la inscripciĂłn de esta sociedad se establece que su objeto social es: "la organizaciĂłn y promociĂłn de eventos musicales y promocionales; la gestiĂłn, administraciĂłn, adquisiciĂłn, promociĂłn, construcciĂłn, enajenaciĂłn, arrendamiento, rehabilitaciĂłn y explotaciĂłn en cualquier forma de solares, pisos, locales, terrenos...".

Por ello, y tras recalcar que esta sociedad se dedica a "labores auxiliares", las fuentes de la investigaciĂłn consultadas por Europa Press, insisten en que el despliegue de seguridad se limitaba a los 38 vigilantes privados del Grupo Seguriber.

En esos mismos datos facilitados por Diviertt, S.L. al Ayuntamiento anuncian tambiĂŠn que el servicio sanitario iba a correr a cargo de dos mĂŠdicos y dos enfermeras ademĂĄs de dos ambulancias de transporte convencional, con dos tĂŠcnicos de emergencias.

El juez decano de Madrid, JosĂŠ Luis GonzĂĄlez Armengol ha apuntado este viernes que los mecanismos de evacuaciĂłn "tienen que estar previstos desde el inicio". Es por eso por lo que ha insistido en que el tema fundamental en el que se estĂĄ centrando el caso es en la "falta de seguridad", con la presencia en la fiesta de "menores de edad y mĂĄs gente de la permitida legalmente".

De este modo, Armengol ha recordado que la PolicĂ­a Municipal "tiene las competencias ya que hay ordenanzas en materia de espectĂĄculos pĂşblicos". "Estamos hablando de ilĂ­citos administrativos por faltas muy graves. Todo ello ha propiciado una infracciĂłn legal. Ya hay diligencias por tres muertes y se verĂĄ si son intencionadas por incumplimiento grave en materia de seguridad o por imprudencia", ha apostillado.

A continuaciĂłn, el juez decano de Madrid ha aseverado que se podrĂ­an desprender "responsabilidades civiles". "La primera de la empresa organizadora, y ya subsidiariamente de la PolicĂ­a Municipal", ha aĂąadido despuĂŠs de apuntar que existe la obligaciĂłn de hacer las comprobaciones oportunas para ver si se cumplĂ­an las medidas de aforo. Es por eso que considera que podrĂ­a haberse producido una "infracciĂłn muy grave en la Ley de EspectĂĄculos".

El Colectivo Profesional de PolicĂ­a Municipal (CPPM) ha denunciado el escaso nĂşmero de agentes que, a su juicio, dispuso el Ayuntamiento de Madrid en el recinto del Madrid Arena la madrugada del pasado jueves.

El Colectivo Profesional de PolicĂ­a Municipal (CPPM) ha denunciado el escaso nĂşmero de agentes que, a su juicio, dispuso el Ayuntamiento de Madrid en el recinto del Madrid Arena la madrugada del pasado jueves con motivo de la celebraciĂłn de la fiesta Halloween donde tres jĂłvenes perdieron la vida por una avalancha humana y ha defendido que la crisis econĂłmica no puede poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos.