El Plan de la Junta para rehabilitar viviendas afecta a casi 9.000 inmuebles de Salamanca

El estudio llevado a cabo revela que en cinco años se pueden rehabilitar en Castilla y León un total de 64.000 viviendas, más de 5.000 durante el primer año, una cifra que se incrementaría progresivamente cada ejercicio hasta superar las 25.000 en el año 2020.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicará este miércoles, 5 de octubre, la resolución de las ayudas a la rehabilitación edificatoria, que recibirán 4.350 viviendas correspondientes a 217 proyectos, de manera que se han otorgado al total de los que cumplían los requisitos.

 

Así lo ha afirmado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en el marco del I Foro de Rehabilitación de Castilla y León, en el que ha anunciado la publicación de la resolución de esta convocatoria, dotada con 7,1 millones de euros, aunque no se han agotado los fondos.

 

Suárez-Quiñones, en declaraciones a los medios recogidas por Europa Press, ha concretado que las ayudas se conceden a comunidades de propietarios que han presentado proyectos de rehabilitación para edificios con el fin de mejorar la eficiencia energética, la accesibilidad y, en definitiva, la mejora de la calidad de vida.

 

El consejero ha destacado el esfuerzo que ha supuesto esta convocatoria, con 7,1 millones de euros frente a los 1,9 de la anterior, en la que además sólo un 48 por ciento de los proyectos que cumplían los requisitos recibieron ayudas. "Es el esfuerzo y la mejora de la Junta para el fomento de la rehabilitación", ha aseverado.

 

De esta forma, junto con las Áreas de Regeneración Urbana (ARUs) constituye un esfuerzo que en los últimos tres años se ha traducido en más de 61 millones de euros para alquiler, rehabilitación y otras actuaciones, ha añadido Suárez-Quiñones.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente se ha expresado así en el marco del I Foro de Rehabilitación de Castilla y León, una "figura nueva" de debate en la que participan tanto representantes de instituciones públicas como del sector privado.

 

El Foro pretende ser una "enseñanza" para la Junta de cuáles son los objetivos y las líneas que se deberían trabajar para, en el marco del Diálogo Social, con esta información, determinar las políticas de futuro en materia de vivienda, en la que el Gobierno autonómico tiene el compromiso de apostar por la rehabilitación la renovación y la regeneración, ha añadido el consejero.

 

Suárez-Quiñones, quien ha recordado que la política de vivienda en esta Legislatura pivota sobre los ejes del alquiler de vivienda, el parque público de alquiler y la rehabilitación, regeneración y renovación urbana, ha incidido en que también uno de los objetivos que se persigue es ser "tractores" de la iniciativa privada, insistir en la colaboración "público-privada".

 

UNAS 64.000 VIVIENDAS EN 5 AÑOS

 

Precisamente en este Foro participa el clúster Agrupación Empresarial Innovadora Construcción Eficiente (AEICE), que estima que en cinco años se pueden rehabilitar en Castilla y León un total de 64.000 viviendas, más de 5.000 durante el primer año, una cifra que se incrementaría progresivamente cada ejercicio hasta superar las 25.000 en el año 2020.

 

Así lo recoge el Plan de Acción para la Rehabilitación Sostenible de Castilla y León (A3R) que ha elaborado este clúster, que ha tratado de impulsar el Foro de Rehabilitación.

 

"Se trata de que todos juntos podamos trabajar para superar las barreras que están impidiendo que la rehabilitación sea una realidad. Queremos que este foro sea un punto de encuentro para debatir soluciones y fijar objetivos ajustados a las exigencias de la normativa estatal y europea; y que recoja la figura de los agentes privados como gestor clave entre la iniciativa privada y la gestión pública", explicó el presidente de AEICE, Alejandro Miranda.

 

Por provincias, de acuerdo con el Plan A3R, Valladolid sería en la que más viviendas se rehabilitarían, con 13.050, seguida de León (12.944), Burgos (9.383), Salamanca (8.939), Zamora (4.876), Ávila (4.171), Segovia (3.835) y Soria (2.435).

 

Estas previsiones corresponden a un escenario "conservador", ha apuntado AEICE, ya que realmente en la región hay 300.000 viviendas que presentan problemas de accesibilidad, mal estado de conservación o "infravivienda", lo que representa el 17 por ciento del parque regional. Castilla y León cuenta con 1,73 millones de viviendas, de las que más del 45 por ciento son rurales.

 

El clúster ha recordado que la inversión en rehabilitación ha sufrido un fuerte retroceso como consecuencia de la crisis, al pasar de 122 millones en 2011 a 90 en 2015, lo que supone una caída superior al 26 por ciento.

 

En 2015, por ejemplo, se visaron 3.690 viviendas, de las que 2.536 correspondieron a obra nueva y 1.554, a ampliaciones, reformas o rehabilitación. En 2011, de las 6.049 visadas, 4.846 eran de obra nueva, frente a 1.203 de rehabilitación. Los datos ponen de manifiesto que este tipo de intervenciones se mantienen, pero representan el 10 por ciento de las previsiones establecidas en el Plan de Acción 3R (2016-2020), un programa de actuación que pretende alcanzar los objetivos marcados por la normativa europea y estatal.

 

Para conseguirlo, el Plan Acción 3R propone 95 acciones concretas, repartidas en cinco ejes estratégicos: la capacitación y fortalecimiento del sector, la necesaria activación de la demanda, la disponibilidad de recursos financieros, la garantía de las intervenciones y la integración dentro del contexto regional, nacional y europeo. Según se puso de manifiesto el día de su presentación prevé generar 1.600 millones de inversión y casi 29.000 empleos hasta 2020 en Castilla y León.