El Plan de Ajuste sale adelante

El Consistorio aprueba, con el voto a favor de los populares y el "desacuerdo en algunos puntos" de los socialistas, este documento que le permitirĂĄ reducir la deuda en 85 millones en diez aĂąos, entre otros objetivos

El Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado este viernes en el pleno el plan de ajuste presentado por el equipo de Gobierno, que prevĂŠ reducir la deuda municipal en mĂĄs de 85 millones de euros a lo largo de los prĂłximos diez aĂąos.

La propuesta ha contado con el voto del Grupo Popular, que cuenta con mayorĂ­a absoluta, y con la oposiciĂłn del Grupo Socialista, que ha preferido votar en contra al mostrar desacuerdos en diferentes puntos.

SegĂşn el viceportavoz socialista, Toribio Plaza, el plan especifica que el Ayuntamiento mantendrĂĄ a partir de 2014 la subida del diez por ciento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) impuesta por el Gobierno Ăşnicamente para 2012 y 2013.

Tal y como ha destacado el edil socialista, los ciudadanos tendrán que pagar 91 millones de euros más a la Administración local en materia de impuestos que lo estipulado si el Ayuntamiento cobrase a partir de 2014 el IBI solo con la subida del IPC. “El esfuerzo lo harán únicamente los ciudadanos”, ha dicho.

Una postura con la que no ha estado de acuerdo el portavoz del Grupo Popular, Fernando Rodríguez, quien ha explicado que el plan es “beneficioso” y que el “verdadero esfuerzo está en la reducción del gasto y no en los ingresos”.

En este plan tambiĂŠn se apunta que el Consistorio tendrĂĄ dĂŠficit cero en cada uno de los presupuestos que se elaboren hasta 2022; se pagarĂĄ a los proveedores en un plazo de 45 dĂ­as; habrĂĄ una inversiĂłn como mĂ­nimo de 146 millones de euros durante este tiempo; se ahorrarĂĄn 58 millones en gastos; y no se pedirĂĄn crĂŠditos a partir de 2020, porque se cubrirĂĄn las inversiones, desde entonces, con recursos propios.

Igualmente, dentro de los diez puntos, ha seĂąalado que se garantizarĂĄ y se consolidarĂĄ el gasto social, se mantendrĂĄ el nĂşmero de servicios pĂşblicos y su calidad, habrĂĄ un control del gasto corriente, ajustĂĄndolo como mĂĄximo al IPC, y, en materia de impuestos, los salmantinos no tendrĂĄn que hacer esfuerzos adicionales a los que ya estĂĄn realizando en 2012 hasta el aĂąo 2022, salvo los derivados del ajuste del IPC cada aĂąo.

En esta congelaciĂłn de impuestos, ha explicado que hay dos excepciones, que son el incremento de la tasa de basuras un 2,8 por ciento por el nuevo Impuesto de Residuos autonĂłmico y el aumento de determinados precios pĂşblicos relacionados con servicios no bĂĄsicos.

AsĂ­ lo ha explicado el portavoz de los populares y concejal de Hacienda en el Consistorio, Fernando RodrĂ­guez, durante la presentaciĂłn en el pleno del plan elaborado para optar al sistema de pago de proveedores previsto por el Gobierno de EspaĂąa.

El Gobierno municipal ha elaborado este documento, que tiene un horizonte de diez años, hasta 2022, con “responsabilidad, transparencia y realismo para cumplir los objetivos marcados por el Ministerio y trabajar con cuentas claras y saneadas”.

Según ha matizado, el plan de ajuste recoge medidas ya planteadas por el equipo de Gobierno en el Plan de Austeridad que presentó hace unas semanas, por lo que “ya tiene algo de trabajo adelantado” ya que los dos planes “son complementarios”.

Asimismo, ha apuntado que este documento se ha elaborado con previsiones, por lo que “no es un plan cerrado” y según avance el tiempo “podrán ajustarse los datos del plan”.

PROPÓSITOS

Para lograr estas cifras, Alfonso FernĂĄndez MaĂąueco ha destacado que el Ayuntamiento de Salamanca estĂĄ obligado a tomar una serie de medidas para reducir el gasto e incrementar los ingresos.

En este sentido, Fernando RodrĂ­guez ha anunciado que el Ayuntamiento primarĂĄ las bajas en la adjudicaciĂłn de obras, con lo que pretende reducir el gasto en este concepto en 610.000 euros anuales, y encargarĂĄ la direcciĂłn de obras a personal municipal.

AmortizarĂĄ las plazas vacantes no imprescindibles, lo que permitirĂĄ un ahorro de mĂĄs de 670.000 euros, y reducirĂĄ el coste sanitario de personal al integrar al colectivo de funcionarios anteriores a 1993 en la Seguridad Social, lo que permitirĂĄ otro ahorro de 590.156 euros anuales.

El Ayuntamiento de Salamanca reducirĂĄ tambiĂŠn en 490.000 euros anuales el gasto en la contrataciĂłn de la telefonĂ­a fija y mĂłvil; aprobarĂĄ un nuevo Plan Municipal de Ahorro y Eficiencia EnergĂŠtica con 230.000 euros anuales de ahorro; y revisarĂĄ los arrendamientos a terceros, que permitirĂĄ un ahorro de 80.500 euros anuales.

Fernando Rodríguez ha explicado que el Consistorio salmantino mejorará, además, la eficiencia de la prestación de transporte urbano y la recogida de basura. Esta medida permitirá, “manteniendo la calidad del servicio”, reducir el gasto en más de 3,7 millones de euros anuales.