El Plan de Aguas incluye 130 actuaciones en la región, incluida la ampliación de la depuradora de Salamanca

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha indicado que el Gobierno Regional tiene planificado licitar 50 millones para actuaciones en el ámbito territorial en 2012.

El Plan Nacional de Aguas ha permitido, en colaboración con la Junta de Castilla y León, ejecutar más de 130 actuaciones en Castilla y León por un valor de 485 millones de euros, según ha informado este viernes el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván.

  

Asimismo, Silván ha indicado que el Gobierno Regional tiene planificado licitar 50 millones para actuaciones en el ámbito territorial en 2012.

  

El consejero, que este viernes se ha reunido con la directora de general del agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), Liana Ardiles, para celebrar la Comisión Mixta de Seguimiento, ha manifestado que este encuentro "refleja" el compromiso, por parte de ambas administraciones, por "colaborar" y "coordinar" las intervenciones.

  

En este sentido, el consejero ha apuntado que esta reunión, celebrada en la sede de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) de Valladolid, tiene como objetivos "optimizar" los recursos, la tramitación y los procedimientos para "garantizar" la calidad de vida de los ciudadanos, en este caso, "a través del agua".

  

Silván se ha referido al Plan Nacional de Calidad de las Aguas como un marco de referencia "claro", al tiempo que ha recordado las obligaciones y responsabilidades que éste impone, "y que poco a poco y a pesar de la situación actual", se "cumplen" con el fin de tener aguas "totalmente" depuradas y "minimizar" la carga contaminante que "conlleva" la vida y el desarrollo.

  

"Ese objetivo de alcanzar la plena depuración de las aguas que es una obligación, una imposición de Europa, es también un compromiso que la Comunidad está realizando", ha advertido el consejero.

  

Por otro lado, Silván ha marcado como objetivos de la Consejería que representa los municipios entorno a los 2.000 habitantes y los "pequeños" municipios, donde la carga de contaminación es "menor" pero que requieren de "esas" actuaciones, al tiempo que ha asegurado que en la Comunidad, el 92 por ciento de los ciudadanos tienen una calidad de agua "absolutamente garantizada".

  

Por último, Silván ha subrayado la importancia de la comisión de seguimiento por el compromiso de colaboración y coordinación "sobre todo" para optimizar los recursos públicos de ambas administraciones,  para optimizar los trámites públicos, y que esa burocracia, "que hay que seguir porque la ley los impone" se reduzca y que esa directiva europea "sea cumplida" por España y por Castilla y León.

 

"MÁS DE 100 MILLONES"

    

Por otro lado, Ardiles ha advertido que el plan de depuración es un requisito que establece la directiva marco del agua y que la celebración de la comisión de seguimiento representa un "ejemplo" de colaboración entre Gobierno central y comunidad autónoma, la puesta en marcha y la continuación de las directrices.

  

La directora ha detallado que el Protocolo del Plan Nacional de Calidad de la Aguas, firmado en 2010, contempla para Castilla y León un presupuesto superior 1.000 millones de los cuales el Gobierno central tiene a su cargo 340 millones y la Junta, 700 millones.

  

Así, según ha detallado la directora, el Magrama ha licitado obras por un valor de 74 millones de euros, ejecuta obras por 95 millones y tiene otras tantas en trámite por una cuantía de 95, por lo que el compromiso de los 200 millones "ya es una realidad",

  

Asimismo, ha informado que el Ministerio tiene programados otros 50 millones desde este año hasta el 2015 para "cumplir" con el compromiso con la Unión Europea en la mejora "sustancial" de la calidad de los ciudadanos en cuanto a saneamiento y depuración de las aguas, que compete "tanto a la Gobierno Central como a las Comunidades".

  

Ardiles ha asegurado que el protocolo ha tenido una "gran" impulso durante el último periodo de legislatura en "todos" los convenios firmados, "bien sea" con la depuradora de Burgos, (con un valor de 41,4 millones) las obras de ampliación y explotación de la depuradora de Segovia (21,3), la inversión de diez millones en la adjudicación de las obras de mejora y ampliación de las depuradores de Salamanca y Palencia así como la construcción del emisario de la Fuente Espina en Aranda de Duero (Soria).

   Por último, Ardiles ha aseverado que el Gobierno Central "va a seguir apostando" con la Comunidades Autónomas para que la calidad, "que es lo que se merecen los ciudadanos, sea una realidad".