El Plan 2000E se desinfla con una caída mensual del 10,2% en ventas

Automoción. El número de matriculaciones se reduce en mayo a 608 operaciones, la segunda cifra más baja del año en curso. Moderación. La tendencia anual ascendente se mitiga a un incremento del 14%
J. R.

El sector de la automoción comienza, de nuevo, a ofrecer síntomas de agotamiento coincidiendo con la liquidación de los últimos fondos del Plan 2000E. Las matriculaciones de vehículos alcanzaron en mayo un total de 608 transacciones, un 10,2% menos que en abril. Es la segunda cifra más baja del año actual y confirma los peores temores de los empresarios: sin estímulos para la venta, la actividad se resentirá. El balance de mayo, no obstante, aún deja mejores resultados que los experimentados hace un año. Entonces, con la crisis azotando con rigor al sector se efectuaron en la provincia de Salamanca 533 matriculaciones, lo que significa que se ha registrado una recuperación anual del 14%. Ahora bien, la mejoría es sustancialmente menos intensa que la recogida en el conjunto de Castilla y León, con un alza anual de las ventas del 31,5%, y de España, con un ascenso del 40%.
“Son unos buenos datos, aunque lejos de los mejores registros conocidos en años anteriores”, valora la Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (Aesat). En mayo de 2008, por ejemplo, se realizaron 768 matriculaciones y entre los años 2005 y 2007 se superó siempre la barrera del millar de operaciones. Los mejores días de los concesionarios siguen estando muy lejos. Las perspectivas del sector son, además, negativas. “Sin duda, se han adelantado algunas decisiones de compra por la indecisión ante el agotamiento de los fondos del Plan 2000E de Gobierno central, autonómico y fabricantes, y por la anunciada subida del IVA. Con este escenario, los meses siguientes se plantean difíciles”, advierten desde Aesat. El presidente de la asociación, Victorino Pérez, vaticinaba recientemente a este periódico que cuando llegue el mes de julio se producirá una disminución de las matriculaciones del 50%.

Una visión similar tiene la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam). El presidente de este colectivo empresarial, Juan Antonio Sánchez Torres, habla de “derrumbe y caída libre” en la segunda parte del año. Ganvam ha remitido al ministro de Industria, Miguel Sebastián, una carta para solicitar la renovación del Plan 2000E. “No cuesta dinero a las arcas de las haciendas implicadas, evita la caída de empresas y la consiguiente pérdida de empleos y retira de la circulación los vehículos de más de diez años de antigüedad mejorando la seguridad vial. No hay razón para no renovarlo”, explica en la misiva.