El Patronato adquiere el inmueble ruinoso de la calle Mateo Hernández

Actuación. El Consistorio procede a su desmonte por el potencial peligro que supone para el tránsito de coches y personas.
LUIS IBÁÑEZ
El Patronato Municipal de Vivienda y Urbanismo, perteneciente al Ayuntamiento de Béjar, se reunió el pasado jueves en sesión ordinaria.

Según fuentes municipales, se acordó el inicio de un expediente para la adquisición de unas viviendas en la calle Mateo Hernández “un asunto que ya estaba hablado con los dueños, y cuya aprobación en la comisión del Patronato era totalmente necesaria para poderlo instruir”.

De esta manera, una vez resuelto el inicio del expediente, se está procediendo, como ya adelantó este diario, al desmonte de ese inmueble ubicado en el barrio de San Juan cuyo mal estado provocó el corte de esa vía durante varios meses al tránsito de vehículos, y de personas, ante el peligro potencial de desplome existente por el estado ruinoso del mismo.

Asimismo, se dejó prácticamente cerrada una permuta que llevaba abierta hace mucho tiempo en relación con otras viviendas relacionadas con un procedimiento de reclamación patrimonial originado durante el gobierno del Partido Popular de la anterior Corporación municipal cuando, al demoler unas casas en la calle Mansilla se vieron afectadas las colindantes.

En este caso, la permuta de esos inmuebles se podría llevar a cabo por dos locales situados en la urbanización La Fabril, más un acuerdo del Consistorio de reparación por daños causados, y resolviendo en base a la información recabada de los enseres objeto de la reclamación patrimonial. Posteriormente se ratificaron las facturas del propio Patronato.

Estas decisiones fueron adoptadas tras la aprobación definitiva del acta del encuentro celebrado el mes de julio, donde se recogía el acuerdo de significar, por parte del Patronato Municipal de Vivienda, la designación de un letrado para realizar los trámites oportunos para demandar a la constructora responsable de la edificación del edificio situado en el bloque número 7 de la urbanización denominada La Fabril para la reparación de los desperfectos existentes en esa zona.

Esta medida se puso en marcha en respuesta al escrito remitido a esa entidad por parte de una comunidad de propietarios de la ciudad, con la que se reiteraba la denuncia ya formulada con anterioridad sobre las deficiencias producidas.

Estos deterioros consisten, principalmente, en el desprendimiento del recubrimiento de la fachada, y el riesgo implícito que esa situación ruinosa podría conllevar a las personas.

El Patronato, según las mismas fuentes, ha sido duramente criticado por el Grupo municipal Popular, a pesar de que ese partido ha contado con la participación en la asistencia de Riñones Rico a la toma de decisiones, llegando a presentar una moción en la pasada sesión plenaria del Ayuntamiento, del mes de noviembre de 2010, en la que se cuestionaba la operatividad del Patronato Municipal de Vivienda sobre la creación de edificaciones de Protección Oficial.

Esa moción fue rechazada al no considerar los populares la enmienda socialista a la misma, y expresando sus dudas a la iniciativa del equipo de Gobierno para promover construcciones en el casco histórico tal y como anunciaba en ese pleno el propio responsable del Área de Ordenación del Territorio del Consistorio y de Urbanismo, Manuel Martín Bejarano.