El patrimonio inmobiliario del director de Fomento de la Diputación: seis pisos, un chalet y siete garajes

El director del área de Fomento, apartado por las sospechas de corrupción en los contratos de obras de la Diputación, acumula con su mujer al menos catorce propiedades en la capital y Santa Marta. Las hipotecas constituídas para adquirirlas superan el millón de euros.

El director del área de Fomento de la Diputación de Salamanca, bajo sospecha por la presunta adjudicación irregular de contratos de obras de la institución provincial, ha acumulado en los últimos años un importante patrimonio inmobiliario en Salamanca y en Santa Marta. Un incremento patrimonial cimentado con la compra de pisos, locales y garajes y de un chalet de 400 metros cuadrados, con una actividad especialmente intensa desde finales de 2007. En total, ha acumulado catorce propiedades repartidas por la capital y la localidad tormesina, para las que ha constituído hipotecas por más de un millón de euros, gran parte de ellas en los últimos siete años.

 

Así figura, al menos, en los datos del Registro de la Propiedad a los que TRIBUNA ha tenido acceso, una información pública en la que se reflejan las propiedad que Manuel Borrego tiene a su nombre, la mayoría, al 50% con su mujer en régimen de gananciales.

 

Cartel de Palco 3 en el edificio de la carretera Naharros en Santa Marta.

 

 

Borrego, funcionario de carrera y director de área de Fomento, está en el centro del debate sobre la corrupción en Salamanca desde que hace unos días se supiera que la Diputación ha podido dar contratos de obras a empresas de manera irregular; aunque el equipo de Gobierno dice no querer prejuzgar su responsabilidad, el caso está en la Fiscalía por un posible fraude en  contratos por valor de 12 millones de euros y Borrego y otro funcionario han sido apartados. El PSOE de la Diputación asegura que se adaptaban pliegos de condiciones para adjudicar siempre a las mismas empresas. Y tanto la oposición como los sindicatos apuntan directamente al vicepresidente y diputado de Fomento, Carlos García Sierra, superior de Borrego y que se ha responsabilizado de numerosos contratos; García Sierra asegura que solo hace un año que se dio cuenta de la acumulación de contratos en manos de unas pocas empresas, a pesar de que tanto él (diputado de Fomento desde hace 7 años) como el funcionario apartado llevan mucho más tiempo en esa responsabilidad.

 

Su acceso a la Diputación en 1997, coincidiendo con la presidencia de Alfonso Fernández Mañueco, gracias a un concurso resuelto en circunstancias poco habituales, con solo tres días para presentarse y resultando el único que hizo el examen; su posterior funcionarización y su puesto de director de área por libre designación; y su amistad reconocida con Fernández Mañueco, al que ha acompañado en alguna ocasión, pesan también.

 

La información consultada por este medio permite asegurar que Manuel Borrego tiene registradas seis viviendas, un chalet unifamiliar y siete locales o garajes. Todas están en Salamanca y Santa Marta de Tormes. Solo para la mitad de ellas, siete casos, figura información sobre las hipotecas constituídas sobre las propiedades. En total, los créditos hipotecarios vinculados como carga a las escrituras de propiedad llegan a 1.000.047,33 euros; los datos corresponden al mes de mayo de este 2014, con lo que no estarían incluídas las operaciones posteriores. Y tampoco es posible saber si esos créditos han sido cancelados o amortizados a día de hoy.

 

Ático en la calle Pozo Amarillo.

 

 

En orden de antigüedad, y según los datos del registro, existe un garaje en paseo de Canalejas que está escriturado en 1995 a nombre de su mujer. Las primeras propiedades a nombre del matrimonio datan del 30 de abril de 1999, cuando escrituran a su nombre una plaza de garaje y un piso en Pozo Amarillo, en pleno centro de Salamanca. La vivienda, de 110 metros cuadrados, está en el quinto piso y es ático; en el registro figura una hipoteca de 213.047,33 euros. Esta propiedad es la que cuenta con un cerramiento ilegal sobre el que el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, se ha comprometido a verificar su legalidad; este tipo de cerramientos están prohibidos y casos similares son multados por el Ayuntamiento con cierta frecuencia.

 

En 2004 se suma a estas propiedades un piso en la calle Rodríguez Fabrés de 88 metros cuadrados y cuatro habitaciones a nombre del matrimonio y sobre el que no figura hipoteca ni carga alguna a fecha de hoy.

 

 

Acceso a los garajes de carretera de Naharros.

Portal de la calle Juan Besteiro donde están los tres pisos de Santa Marta.

 

 

La mayor actividad inmobiliaria se produce a partir del año 2007; ese año adquiere en un mismo día, el 9 de noviembre, tres pisos y cuatro garajes en la misma promoción en Santa Marta de Tormes. Se trata de un edificio construído por Palco 3 en la carretera de Naharros; las viviendas, tres manos del tercer piso, están en la calle Julián Besteiro, 5; tienen 83, 87 y 91 metros cuadrados y sus hipotecas sumadas superan los 500.000 euros. Los garajes están en el mismo edificio, con entrada por la calle de la carretera de Naharros; tiene entre 18 y 20 metros cuadrados construídos. En ninguna de estas cuatro propiedades figura hipoteca.

 

 

Piso de la calle Saavedra y Fajardo.

 

 

En 2010, con fecha de escritura 31 de diciembre, compró dos propiedades más. Un local de 45 metros útiles en la calle Pico del Moncayo, 3 para el que pidió una hipoteca de 12.000 euros. El mismo día se escrituró a su nombre y de su mujer un piso-ático de dos dormitorios en la tercera planta de un edificio en la calle Saavedra y Fajardo, 54 para el que piden una hipoteca de 188.000 euros; este piso está promovido también por Palco 3.

 

 

Chalet en la urbanización Atyka.

 

 

En 2012 suma su último bien inmobiliario, un chalet de 407 metros cuadrados en una parcela  de 786 metros en la urbanización Atyka; la construcción consta de dos plantas y sótano y está escriturada el 26 de noviembre de 2012. Figura en sus datos públicos que está cargada con una hipoteca de 150.000 euros. El precio de mercado para este tipo de viviendas supera, en la misma zona y con similares características, los 600.000 euros. El terreno lo adquirió al Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes por algo más de 133.000 euros.

 

Hace unos días, Izquierda Unida de Santa Marta acusó al Ayuntamiento del PP en esta localidad de haber malvendido terrenos públicos pensados para construir vivienda social con el objetivo de aumentar los ingresos; el resultado, según IU, que donde había que hacer pisos en régimen de VPO se han construído chalets. Uno de ellos, el de Manuel Borrego.

Noticias relacionadas