El Partido Popular desembarca en los ayuntamientos de la provincia con 152 ediles más que en 2007

La provincia vivió ayer la formación de los nuevos consistorios en todas las localidades
La novedad principal que dejaron los comicios del pasado 22 de mayo fue victoria del PP en todas las cabeceras de comarca, por vez primera, después de arrebatar Peñaranda tras casi 25 años al PSOE, con José Antonio Jiménez Barcala a la cabeza en detrimento del histórico Isidro Rodríguez, y Béjar, municipio en el que Alejo Riñones dio un vuelco electoral consiguiendo 11 concejales, sustituyendo así a Cipriano González. Otra de las sorpresas tuvo lugar en Villamayor, donde el voto de castigo al Gobierno dejó a Elena Diego, primera edil del municipio en los últimos ocho años con una derrota al conseguir 5 concejales por los 6 del PP, que pactará, casi con total seguridad, con el candidato de SI por Salamanca, aspecto descartado por Elena Diego por el desprestigio contra su persona que a su juicio ha llevado a cabo el candidato de dicha formación.

Victoria contundente
Por su parte, el PP obtuvo 152 ediles más que en 2007, tras conseguir en los pasados comicios un total de 1.345. Así, en localidades como Santa Marta, La Alberca, Aldeatejada, Carbajosa, Villares de la Reina y, especialmente Guijuelo, el PP no tuvo rival en las urnas tal y como indicaron los resultados del 22 de mayo. En concreto, Javier Cascante renovó la confianza de los habitantes de Santa Marta al obtener 10 concejales por los 4 conseguidos por el PSOE. En Aldeatejada, Herminio Velasco hizo lo propio con 7 ediles por los 2 socialistas.

Los albercanos también dieron un voto de confianza a Jesús Pascual, quién renovó su mandato como alcalde después de sustituir hace unos meses a Santiago Martín, imputado por prevaricación en su momento. La derrota más abultada tuvo lugar en Guijuelo, donde Julián Ramos arrasó en las urnas, al obtener un total de 11 concejalas por los dos obtenidos por el PSOE, que obligaron a dimitir a su candidata hace escasas fechas.

Por último, Concepción Miguélez también sigue al frente del Consistorio de Alba de Tormes al obtener un concejal más que la oposición, o en Vitigudino, donde Julio Santiago mantiene las opciones de gobierno si no hay pactos al conseguir 5 ediles. Y en Carbajosa, Pedro Samuel Martín también registró una clara victoria que le lleva a gobernar durante otro mandato más.

Derrota histórica
De este modo, las urnas arrojaron una debacle socialista, consiguiendo solo el 28,9% de los votos, perdiendo casi 8.000 sufragios respecto a 2007 en la provincia, con 682 concejales, por los 775 de hace tan solo cuatro años y la sensación de haber sido castigado por la actuación del Gobierno central y no por la gestión en muchos de los municipios.