El paro vuelve a bajar en Salamanca impulsado por la hostelería, el turismo y la construcción

El paro baja en 498 personas y se sitúa en 26.485 desempleados inscritos en Salamanca. Consolida la tendencia de junio gracias a los trabajos estacionales en el sector servicios y la construcción. 900 afiliados más.

El paro ha vuelto a bajar en el mes de julio en Salamanca y se sitúa en los 26.485, netamente por debajo del nivel de los 27.000. Según los datos que ha dado a conocer el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el número de solicitantes de empleo inscritos en las oficinas del Ecyl durante julio se redujo en 498 personas. La mayoría, unas 200, pertenecen al sector servicios, el que agrupa las actividades de turismo y hostelería, que es el que más tirón demuestra en esta época del año.

 

Tras la importante bajada del paro en junio, con más de 1.500 personas menos en las listas, el dato de julio consolida el correcto comportamiento del empleo este verano en Salamanca. Gran parte de la culpa la tienen el sector servicios y la construcción, los dos con más paro en la provincia, pero que también son los dos que más aprovechan la estacionalidad del verano, época de mucho turismo y también de obras impulsadas por los ayuntamientos y los planes provinciales. El paro ha bajado en todos los sectores, pero es en estos dos en los que más mejora, aunque las cifras siguen siendo altas: hay más de 18.000 parados salmantinos del sector servicios y otros 2.600 de la construcción.

 

Además, el número de personas dadas de alta como trabajadores aumentó en 899 durante julio para superar las 115.000 en Salamanca. Son 1.600 más que hace un año de media.

 

En el lado contrario de la moneda, las prestaciones de desempleo. Las algo más de 11.000 vigentes en julio no alcanzan ni para dar cobertura a la mitad de los 26.485 parados, una situación preocupante para los que han agotado prestaciones contributivas.

 

Durante julio se hicieron algo más de 11.500 contratos, 692 menos que en junio y prácticamente los mismos que en el mismo mes del año pasado, con lo que el mercado laboral parece estable. La inmensa mayoría son temporales: sólo el 8% de los nuevos trabajadores del pasado mes logró firmar un contrato indefinido.

Noticias relacionadas