El parking de Garrido y la ciudad deportiva de La Aldehuela 'enfilan' hacia la precampaña de las municipales

El Ayuntamiento adjudica las obras del nuevo subterráneo y el contrato para desbloquear la paralizada reforma de la ciudad deportiva, dos actuaciones de largo recorrido, con tiempo suficiente para que ambas estén terminadas el próximo mes de mayo

El Ayuntamiento de Salamanca ha puesto la maquinaria administrativa en marcha para que dos de las actuaciones más importantes que quedan hasta el final de legislatura, el parking de Garrido y la ciudad deportiva de La Aldehuela, puedan estar listas antes de que acabe el mandato y con tiempo suficiente para exhibirlos como logros. Al menos, así podría parecer a la vista del tiempo que llevaban estancados ambos proyectos y de que, con los plazos previtos en la mano, estarían terminados justo antes de mayo de 2015, semanas antes de la fecha previsible para las elecciones municipales.

 

En los próximos días, se darán los pasos para que ambas actuaciones puedan arrancar con tiempo suficiente para estar terminadas antes de mayo de 2015. Este lunes, el Ayuntamiento ha anunciado que la mesa de contratación había decidido adjudicar la construcción y gestión del aparcamiento subterráneo de Garrido a la empresa Santher, una de las dos que se había presentado y que plantea 800 plazas con el precio de venta "más barato". La actuación obligó a aprobar la posibilidad de enajenar suelo público, pero llegado un punto el proyecto se ha acelerado: la licitación llevaba en marcha desde principios de marzo y las ofertas se han analizado en poco más de un mes (el 31 de marzo acababa el plazo para presentar propuestas); de hecho, las características de las dos propuestas se conocieron a mediados de abril y, con la Semana Santa de por medio, ya se ha elegido una adjudicataria.

 

El contrato partía con la teórica ventaja de ofrecer el mayor número de plazas (812 por las 400 de la segunda empresa que concurrió) y el precio más bajo por plaza, que no barato: entre los 16.935 y 23.499 euros con impuestos, por debajo de lo marcado (21.000 euros sin IVA de tope), pero muy cerca de las tarfias que obligaron a desestimar el proyecto hace tres años. El pliego marca 11 meses y 15 días de ejecución desde la concesión de la licencia: en mayo de 2015 puede estar listo.

 

En el caso de la ciudad deportiva de La Aldehuela, se trata de un proyecto que lleva parado cerca de 36 meses por los problemas con la empresa adjudicataria de las obras. Las obras han sufrido diversas paralizaciones desde junio de 2011 y en octubre de 2012 el Ayuntamiento decidió romper el contrato, y los posteriores trámites para desbloquear la situación con los recursos de la empresa. Es cierto que el proceso ha sido complicado y de ahí la demora porque había que romper el contrato con Trapsa, la anterior concesionaria; no obstante, el pliego se dio a conocer en febrero y la fecha límite para presentar ofertas acababa el 31 de marzo, con un dato clave: los diez meses de ejecución de obra. El pasado día 2 de junio el Ayuntamiento anunció que San José, la subcontratada en la anterior adjudicación, retomaría las obras.

 

Precisamente ahora que se aproxima la fecha electoral el proceso ha cogido velocidad de crucero: está previsto que se apruebe la concesión a la empresa que lo rematará, San José (única que ha concurrido), este viernes en un pleno extraordinario; probablemente, aflorarán las dudas sobre la solvencia económica y técnica de una empresa que se dedica a la construcción, pero que también deberá gestionar el uso de la ciudad deportiva en un escenario deficitario. En todo caso, la aprobación llega con el tiempo necesario para que la obra esté lista, si se cumplen los plazos marcados, en abril de 2015. Y para poder rematar dos actuaciones que llevan en el programa electoral desde el primer día y cuya tramitación había estado paralizada.