El Papa renuncia tras un año marcado por el caso Vatileaks y ante la JMJ de Rio

El escándalo de la filtración de documentos reservados ha marcado el año, un caso que ha concluido con la concesión de la gracia por parte de Benedicto XVI a su exmayordomo, Paolo Gabriele.

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

 

El Papa Benedicto XVI renunciará a su ministerio el próximo 28 de febrero tras un año 2012 marcado por el escándalo de la filtración de documentos reservados, un caso que ha concluido con la concesión de la gracia por parte de Benedicto XVI a su exmayordomo, Paolo Gabriele; en medio del Año de la Fe y ante un 2013 protagonizado por la JMJ de Río de Janeiro.

 

La respuesta del Vaticano ante el caso Vatileaks llegó el pasado 16 de marzo de 2012, cuando abrió una investigación criminal por el caso de la filtración de documentos y la difusión de los mismos por algunos medios de comunicación alegando "corrupción" y "mala administración" por parte de varios departamentos.

 

La policía vaticana arrestó al exmayordomo del Papa, Paolo Gabriele que fue sometido a un juicio por parte del tribunal vaticano en el que fue declarado culpable por el delito de robos con agravantes y que concluyó con su encarcelamiento en una celda del cuartel de la gendarmería vaticana.

 

Además de la investigación formal, el Papa instituyó la comisión cardenalicia encabezada por el cardenal español Julián Herranz que escuchó a muchos miembros de la curia y empleados vaticanos.

 

El pasado 22 de diciembre Benedicto XVI concedió la gracia a su exmayordomo, lo visitó en la celda para informarle personalmente de su perdón y pocas horas después el exmayordomo fue excarcelado. Ese día, el Santo Padre visitó en la cárcel a Gabriele para confirmarle su perdón, condonándole la pena infligida, un gesto "paternal" hacia una persona con la que el Papa había compartido tantos años, según indicó la Santa Sede.

 

"Sucesivamente, el sr. Gabriele ha sido excarcelado y ha regresado a casa. Si bien no podrá retomar su trabajo precedente ni continuar residiendo en el Vaticano, la Santa Sede, confiando en la sinceridad del arrepentimiento manifestado, quiere brindarle la oportunidad de reanudar con serenidad la vida junto a su familia", concluyó en una nota.

 

En 2013, Benedicto XVI se enfrentaba a un año marcado por la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Río de Janeiro (Brasil), que tendrá lugar del 23 al 28 de julio bajo el lema 'Id y haced discípulos a todos los pueblos'.

 

Además, el Papa dimite en medio del Año de la Fe que él mismo inauguró el pasado 11 de octubre de 2012 con una celebración solemne en el Vaticano para recordar el Concilio Vaticano II. El año de la Fe se celebrará hasta el próximo 24 de noviembre de 2012 con el objetivo de dar "un renovado impulso a la misión de la Iglesia" y para redescubrir y estudiar los contenidos fundamentales de la fe.