El Palau guarda el billete para una final donde espera el Real Madrid

Barça y Unicaja se la juegan en el quinto partido de semifinales

Barça y Unicaja se la juegan en el quinto.

 

FICHA TÉCNICA.


FC BARCELONA: Satoransky, Oleson, Thomas, Lampe y Tomic --posible cinco inicial--; Doellman, Huertas, Navarro, Pleiss, Abrines, Hezonja y Nachbar.

UNICAJA MÁLAGA: Granger, Stefansson, Kuzminskas, Thomas y Golubovic --posible cinco inicial--; Markovic, Suárez, Toolson, Vázquez, Green, Gabriel y Vasileiadis.

PABELLÓN: Palau Blaugrana.

HORA: 17:00/Teledeporte.

El FC Barcelona y el Unicaja se juegan este domingo (17:00 horas/Teledeporte) el billete para la final de la Liga Endesa en el quinto y decisivo encuentro del 'play-off' de semifinales que tendrá lugar en el Palau Blaugrana, una serie que devolvió el cuadro malagueño a la Ciudad Condal tras salir de ella con un 2-0 y cuyo desenlace se antoja una batalla por todo lo alto.

La marcha triunfal de los de Xavi Pascual desde que cayeran en los cuartos de final de la Euroliga contra el Olympiacos parecía no encontrar rival. El cuadro culé encadenó victoria tras victoria, y así siete semanas, para acabar la fase regular con grandes sensaciones y con el segundo puesto de la Liga Endesa. Salvar la temporada, sin títulos hasta la fecha, pasa en Barcelona por defender el título liguero.

Así lo entendieron los azulgrana, que arrollaron a su vecino FIATC Joventut (2-0) para después arrancar con un 2-0 inapelable ante Unicaja en los dos partidos de 'semis' disputados en casa. La energía y frescura culé disparaban su condición de favorito no sólo para estar en la final sino incluso para hacerse con el título, con permiso del campeón de Europa. Sin embargo, el efecto Martín Carpena colapsó a un Barça que desperdició su renta.

Los de Pascual toparon por partida doble con un Unicaja que no había dicho su última palabra. También con cuentas pendientes, los de Joan Plaza demostraron querer más de un año en el que mandaron en la Liga Endesa durante gran parte de la fase regular con un baloncesto atractivo y solidario. El pasado miércoles y tras una prórroga, los de Málaga salvaron la primera 'bola de partido' (89-84).

Ya el viernes los de Plaza dieron el verdadero golpe en la mesa con una autoritaria victoria en la que llegaron a mandar de 20 puntos en la segunda mitad. El Barcelona, desactivado e impotente, había visto cambiar la película de arriba a abajo y lejos quedaban aquellas dos primeras victorias holgadas en el inicio de la serie. A pesar del tímido conato de reacción visitante en el último cuarto, el Carpena cumplió con su amenaza y devolvió la serie a Barcelona.

Así las cosas, ambos se juegan a una carta las opciones de estar en una final en la que espera un Real Madrid que, pese a sufrir ante el Valencia Basket, supo cerrar su pase en el cuarto partido. El Barcelona deberá apelar al Palau, como su rival hizo en el Carpena, aunque primero tendrá que borrar de la mente al menos el último partido en la ciudad andaluza. Y es que en la primer mitad, el Barça ofreció una pobre versión que no se puede permitir jugándose la temporada.

En el conjunto culé funcionaron sólo Satoransky y Huertas. Por contra, la falta de acierto del viernes fue especialmente llamativa en Juan Carlos Navarro, también fuera de honda el miércoles, Doellman, Thomas... En general un partido para olvidar al calor de su afición este domingo. Por contra, el Unicaja ha experimentado lo contrario, una reacción espectacular tras los dos desastrosos primeros partidos. Suárez, Vázquez y Granger encarnan el espíritu de un equipo lanzado, que eso sí puede acusar el esfuerzo.

Además, como durante toda la temporada, los de Plaza han vuelto a ser dueño y señor del rebote, una faceta importante para los de Málaga. Una pesadilla para los catalanes. En un todo o nada, el Palau decidirá el segundo finalista, con el Barça aferrándose al factor cancha que sacó de Málaga precisamente en la penúltima jornada y el Unicaja dispuesto a firmar una remontada histórica en semifinales para volver a una final después de nueve años.