El Palacio de Monterrey abrirá sus puertas al público general

Antes se restaurará la Crestería de las fachadas sur y este, en el Torreón de esquina y en la Torre Central. 

El Ayuntamiento de Salamanca y el presidente de la Fundación Casa de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, han firmado hoy un convenio de colaboración para la restauración, adecuación museográfica y apertura al público del Palacio de Monterrey de Salamanca.

 

Dicho convenio contempla la realización de un proyecto de ejecución para la restauración y conservación de la Crestería del Palacio de Monterrey. La obra, que se realizará el próximo año, se centrará en las fachadas sur y este, en el Torreón de esquina y en la Torre Central. Las labores que se llevarán a cabo consisten en el tratamiento de la sillería de los muros, de los elementos lineales que conforman dicha fachada y de los elementos ornamentales de las mismas, como son las gárgolas, los pináculos, los grupos escultóricos y las cresterías.

 

Para llevarlo a cabo, el Ayuntamiento de Salamanca otorgará una subvención a la Fundación Casa de Alba. Además, gestionará y coordinará el uso de las visitas y favorecerá la gestión y sostenibilidad del Museo como recurso turístico y cultural de la ciudad así como la dinamización y mejora de la exposición.

 

Por su parte, la Fundación Casa de Alba asumirá el proyecto de ejecución y dirección técnica para la restauración y conservación de las obras, además del proyecto de adecuación del recorrido museístico. Pondrá a disposición del Ayuntamiento el Palacio de Monterrey para la apertura del mismo a los visitantes de la ciudad y pondrá a disposición del proyecto museográfico los fondos artísticos, bibliográficos y documentales de los que dispone el Palacio de Monterrey.

 

Ambas partes se comprometen a que los posibles beneficios obtenidos por la gestión turística de las visitas al Museo Palacio de Monterrey sean reinvertidos en la mejora de la musealización y en su dinamización y mejora de la exposición, así como en el mantenimiento, conservación y mejora de todo el edificio que alberga el Museo, dando prioridad a la recuperación y conservación del Patrimonio Histórico Artístico.

 

La incorporación del Palacio de Monterrey en la oferta turística de la ciudad, con carácter estable, permitirá ampliar los recursos que la ciudad ofrece a los visitantes. Supondrá la incorporación a la visita patrimonial de un nuevo atractivo que ampliará el área de los recorridos turísticos por la ciudad con el correspondiente impacto en la mejora de la oferta, el incremento del gasto y la prolongación de la estancia, además de nuevas visitas de los turistas más fidelizados ante el atractivo de la visita al interior de este Palacio.

 

Se estima que estas visitas guiadas al interior podrían organizarse en grupos de máximo 20 personas, con una duración aproximada de 40 minutos, durante todos los días del año, de lunes a domingo.