El Palacio de los Águila acoge una exposición de documentos de la diócesis de Ciudad Rodrigo

Estará disponible hasta el 30 de septiembre bajo el título “Un paseo por la historia. La vida en la frontera”. La muestra forma parte del programa de Recuperación y Organización de Archivos civiles y religiosos.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha destacado el papel y la decidida apuesta de la institución provincial a la hora de preservar la historia de los municipios de la provincia mediante el programa de Recuperación y Organización de Archivos civiles y religiosos, como el llevado a cabo en la comarca de Ciudad Rodrigo cuyos trabajos se muestran desde hoy en el Palacio de los Águila bajo el título “Un paseo por la historia. La vida en la frontera”.

 

Javier Iglesias, que estuvo acompañado por el vicario general de la diócesis de Ciudad Rodrigo, Tomás Muñoz, y el presidente del cabildo de la catedral mirobrigense, Nicolás Martín, presentó la muestra que se podrá contemplar hasta el próximo 30 de septiembre y en la que se expone una reducida selección de los más de 12.000 documentos eclesiásticos informatizados y organizados pertenecientes a los archivos religiosos de los municipios de la diócesis de Ciudad Rodrigo y del archivo catedralicio, así como del propio archivo civil municipal de Miróbriga.

 

El presidente resaltó que la apuesta de la Diputación de Salamanca por la protección y conservación de nuestro Patrimonio Documental, se ha extendido, también a los fondos eclesiásticos y ha colaborado estrechamente con el Obispado de Ciudad Rodrigo en la salvaguarda de un patrimonio documental que se encontraba en una situación precaria. Durante varios años se ha trabajado en la organización de los archivos de las ciento veintiuna parroquias centralizados en el Archivo Diocesano, los fondos del propio Archivo Diocesano y de los monasterios desaparecidos y por último, los del archivo de la catedral. También se ha dotado de un equipamiento capaz de soportar toda la documentación generada y la que se genere los próximos veinte años. Para cada fondo documental se ha instalado una aplicación informática. En total se han organizado más de dos mil novecientas cajas archivadoras, descritas en  más de doce mil registros-documentos informáticos.

 

Estos archivos y los documentos eclesiásticos que guardan, son una importante fuente de información, que en muchos casos ha permanecido olvidada, pero que en los últimos años ha incrementado su consulta y conocimiento desde el punto de vista de la investigación.

 

La exposición se completa con una muestra del trabajo organizativo del Archivo Municipal de Ciudad Rodrigo, llevada a cabo también dentro del programa de la Diputación para los archivos municipales. Esta organización de la documentación histórica municipal, como señaló el presidente de la Diputación y alcalde mirobrigense, es una herramienta  que permite una gestión administrativa ágil y eficaz. Permite a los ciudadanos obtener la información y la documentación que precisen para la defensa de sus derechos e intereses. En total se han organizado casi dos mil trescientas cajas de archivo, descritas en más de cinco mil trescientos registros informáticos.

 

En esta exposición cohabitan todo tipo de documentos: desde los estéticos, bellos y solemnes pergaminos y bulas, firmados por Reyes y Papas, con sus letras capitulares y sus sellos; hasta la solicitud más humilde, escrita en papel realizada por cualquier antepasado nuestro. Nos relatan todo tipo de hechos, desde los hechos históricos más importantes acaecidos en la nación, hasta los hechos más cotidianos, hasta los que muestran la fe y las creencias. También nos explican como ha evolucionado la vida, desde el punto de vista económico o social de los municipios, así como las relaciones entre los vecinos y los pueblos del entorno. En este sentido, el documento más antiguo data del año 1.168 y el Privilegio por el que se concede a la Catedral de Ciudad Rodrigo la facultad de recaudar diezmos.

 

Desde la Diputación de Salamanca, se considera, en definitiva, que la protección del patrimonio de nuestra provincia, la conservación, en este caso, de la memoria escrita de nuestros municipios, es una obligación moral "que, como dirigentes, hemos contraído con nuestros antepasados y debemos entregar intacta a nuestros sucesores. Cada pequeño documento de un archivo local es un rasgo de nuestra memoria más cercana, reflejo de nuestra cultura y de nuestra tradición, posiblemente una de las mayores riquezas que esta provincia puede ofrecer".

 

Esta exposición permanecerá abierta al público en el Palacio de los Aguila hasta el 30 de Septiembre, pudiendo visitarse de martes a domingos de 9,30 a 14,30 y de 16,30 a 20,30 hs.