El pago de la deuda, dietas y sueldos de los políticos le cuesta a los salmantinos 73 millones de euros

Una gran parte del presupuesto del Ayuntamiento de Salamanca se pierde en el pago de la deuda, dietas y sueldos de los políticos. Solo entre 2012 y 2016 esta cifra se dispara por encima de los 73 millones de euros que no van destinados a otro fin que recaiga en los ciudadanos.

73,3 millones de euros en cinco años o 14,66 millones por ejercicio. Ése es el montante económico total que le cuesta a todos los salmantinos el pago de la deuda generada por los propios políticos, las dietas y, como no, sus sueldos por su labor en la administración pública en el periodo 2012-2016.

 

Al menos eso es lo que revelan los datos oficiales del ministerio de Hacienda recogidos por Presupuestosgobierto.es y que revelan que todo ese dinero presupuestado y aprobado por el equipo de Gobierno que dirige en minoría Fernández Mañueco, no puede destinarse a otro fin.

 

Así, y por apartados, el gasto total en dietas en esos cinco años asciende a más de 2 millones de euros (400.000 euros de media), mientras que los sueldos de los representantes de los órganos de gobierno suponen 2,5 millones de euros, 500.000 por ejercicio.

 

El gasto más cuantioso es la deuda (generada por los propios políticos), que supone un desembolso a fondo perdido para las arcas municipales de 65,8 millones de euros, o lo que es lo mismo, 13,16 millones de euros por ejercicio.

 

Así las cosas, y solo en estos tres apartados, 'han volado' de las arcas municipales más de 73 millones que no pueden destinarse a ningún fin que repercuta en los ciudadanos de Salamanca. Suma y sigue...