El otro conductor de la compañía apunta que su compañero pudo resultar "deslumbrado por el sol"

Algunos heridos, sin embargo, han manifestado que el autobús iba muy deprisa.

Hugo Gil, conductor de la línea regular Serranillos-Ávila de la empresa Cevesa, ha manifestado a TRIBUNA que –a pesar de no conocerse los datos concretos todavía-, la causa del accidente del autobús pudo deberse a que su compañero se "deslumbró con el sol".

 

Gil asegura que, junto al actual conductor Ramón G. S., hacía la ruta entre Serradillos y Ávila, aunque él estaba ahora de vacaciones durante el mes de julio y Ramón "se iría de vacaciones en agosto".

 

El compañero del conductor que iba hoy al volante ha asegurado a TRIBUNA que "es muy prudente", aunque algunos de los heridos más leves han señalado el exceso de velocidad del vehículo como causa más probable del accidente.

 

Destino de los cuerpos

 

De momento, los cuerpos de los fallecidos en el accidente se trasladarán al Instituto Anatómico Centro Infantas Elena y Cristina de Ávila, aunque también se baraja habilitar el polideportivo Carlos Sastre, aunque es más complicado por las altas temperaturas.

Noticias relacionadas