El otoño tardío llegará con un descenso de ocho grados en las temperaturas

El sábado, los termómetros marcarán en torno a 7 grados de mínima y 22 de máxima
Dos semanas después, la nueva estación otoñal llegará el viernes a Salamanca y provincia con un descenso de hasta ocho grados en las temperaturas por lo que los ciudadanos deberán quitar el polvo a la ropa de abrigo para iniciar su uso.

No obstante, y hasta la llegada de la ‘ola de frío’, los salmantinos podrán disfrutar de temperaturas máximas veraniegas. Así, de cara a la jornada de hoy, martes, los termómetros marcarán 11 grados de mínima y hasta 31 grados de máxima, valores similares a los del día siguiente, el miércoles, donde las temperaturas oscilarán entre los 10 y los 31 grados. Y el jueves será ¿la última? Jornada en la que el calor agobiará en el mes de octubre con 13 grados de mínima y 30 grados de máxima.

Y ya, de cara al viernes, los termómetros sufrirán descensos desconocidos hasta ahora, con 11 de mínima y 25 de máxima, para continuar con esta tendencia bajista el sábado con entre 7 y 8 de mínima y en torno a 22 de máxima, dando la entrada a un otoño que llega con muchos días de retraso.

Escasez de precipitaciones
En cuanto a episodios puntuales de precipitaciones, tan sólo destacaron las lluvias del día 1 en el oeste de la Comunidad en forma de chubascos con alguna tormenta en Ávila y Salamanca, destacando 21 litros por metro cuadrado en la Fuente de San Esteban (Salamanca) y 16 litros en El Monte (Zamora), el día 2 con 15 l/m2 en Belorado (Burgos) y 13 l/m2 en Vinuesa (Soria), y el episodio del día 16, también de chubascos tormentosos, con 30 l/m2 en Muñotello (Ávila) y 18 l/m2 en Vitigudino (Salamanca).

Así, la Agencia Española de Meteorología (Aemet) ha señalado que el pasado mes de septiembre fue muy cálido en cuanto a las temperaturas máximas en Castilla y León y también muy seco, pues se ha registrado el registro más bajo de lluvias desde 1971.

Por último, en lo que se refiere al nivel de temperaturas, la provincia de Salamanca fue una de las que presentó un índice más elevado de España en la jornada del sábado con 30,6 grados de máxima, superada por La Coruña (33,7) y Oviedo (31,7).