El obispo abre la segunda Puerta Santa de la Diócesis en Cantalapiedra

El obispo de la Diócesis, Monseñor Carlos López, abrió la Puerta Santa del convento de Cantalapiedra

El prelado salmantino, Monseñor Carlos Lopez Hernández, abrió hoy la Puerta Santa de la iglesia del Monasterio del Sagrado Corazón de Jesús en Cantalapiedra en una celebración a la que acudieron cientos de personas

El obispo de la Diócesis de Salamanca, Monseñor Carlos López Hernández, abrió hoy la Puerta Santa en la iglesia del Monasterio del Sagrado Corazón de Jesús de las Madres Clarisas de Cantalapiedra, ante la presencia de varios cientos de fieles, no solo de Cantalapiedra, sino de toda la Diócesis y en especial del Arciprestazgo de Peñaranda.

 

Las celebraciones comenzaron con una oración en la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Castillo de Cantalapiedra, en la que el prelado salmantina comentó que "el Santo Padre ha inaugurado el jubileo extraordinario que abre para toda la humanidad la Puerta de la Misericordia de Dios. En comunión con el Papa, el 13 de diciembre abrimos la Puerta Santa en la Catedral. Y hoy abrimos esta segunda Puerta Santa escuchando con alegría el Evangelio de la Misericordia, que Cristo Señor hace siempre resonar en medio de los hombres invitándonos a alegrarnos por su amor, anunciado incansablemente a toda criatura". 

 

Tras la lectura del evangelio tuvo lugar la procesión hasta la iglesia del convento de las Madres Clarisas, precedida por la cruz parroquial, junto a los Santos Evangelios y la imagen de la Virgen de la Misericordia. El Obispo junto a una docena de sacerdotes y los fieles y devotos entonaron diferentes canciones durante el recorrido por las calles de la villa cantalapetrense. 

 

A su llegada a la iglesia conventual, la procesión fue recibida por el repique de las campanas. Monseñor Carlos López procedió entonces a la solemne apertura de la Puerta Santa pronunciando que "esta es la puerta del Señor, por ella entraremos para hacer misericordia y perdón". Seguidamente tuvo lugar el rezo de Vísperas. La iglesia conventual se quedó pequeña para acoger a los cientos de fieles que acudieron a esta celebración, que finalizó con el rezo de una Salve.  

 

La apertura de la Puerta Santa en el convento cantalapetrense se produce tras la apertura el pasado 13 de diciembre de la Puerta Santa de la Misericordia en la Catedral de Salamanca, y una vez que el Papa Francisco abrió una semana antes la Puerta Santa en la basílica de San Pedro en el Vaticano. El obispo también abrirá otra Puerta Santa en el Santuario de Nuestra Señora de la Peña de Francia.