El OAT y Sacyl quieren reducir el incumplimiento terapéutico de los pacientes castellanos y leoneses

Una posible colaboración se establecería en la estrategia autonómica de pacientes crónicos y en algunos proyectos sobre adherencia terapéutica llevados a cabo en las oficinas de farmacia.

 

El Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT) y la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León (Sacyl) han puesto en común diferentes ideas para colaborar en materia de adherencia a los tratamientos de los pacientes de la comunidad, en una reunión mantenida entre miembros de la OAT, encabezados por su director, el doctor Julio Zarco, y Eduardo García Prieto, director gerente de Sacyl.

 

La colaboración se establecería en temas esenciales, como la estrategia de pacientes crónicos de Castilla y León y algunos proyectos sobre adherencia terapéutica llevados a cabo en las oficinas de farmacia. Según el Dr. Zarco, “estas iniciativas que se están desarrollando desde Sacyl entroncan con los objetivos del OAT, que pasan por mejorar el conocimiento, las habilidades y las aptitudes sobre adherencia terapéutica en los profesionales de la salud y en los propios ciudadanos. Para el Observatorio es fundamental la colaboración institucional y el aval a este proyecto emblemático de la sanidad”.

 

El OAT ha hecho en la reunión un balance del primer año de existencia de la institución y de sus actividades más destacadas, entre las cuales se encuentra la firma de un acuerdo marco de colaboración con la Alianza General de Pacientes (AGP) y la publicación del Decálogo de la Adherencia, y ha presentado a García Prieto el contenido de las II Jornadas sobre Adherencia Terapéutica, que se celebrarán el próximo mes de noviembre, y del resto de proyectos en los que está trabajando en la actualidad.

 

Mejorar la adherencia al tratamiento, fundamental para la sostenibilidad del sistema

Se estima que cerca del 50% de los pacientes que padecen enfermedades crónicas no cumple con la toma de medicamentos prescritos por los especialistas y que, al menos en la mitad de ellos, los beneficios potenciales de la terapia prescrita se ven mermados a causa de esta falta de adherencia. Para paliar esta situación, el director de la OAT recuerda que el paciente ha de disponer de una información adecuada para estar convencido de que lo que se le ha prescito es beneficioso: “el miedo a las reacciones adversas medicamentosas es una de las dificultades en la adherencia al tratamiento debido a los efectos secundarios que pueden producir algunos fármacos. Por ello, los médicos y profesionales de la salud debemos insistir en explicar correctamente los beneficios del tratamiento sugerido”.

 

A largo plazo, la deficiente adherencia a los tratamientos compromete no solo su efectividad y la salud de los pacientes, sino también la economía de la salud. Por ello, el OAT aboga por que se establezcan controles periódicos en el centro de salud u otros sistemas para supervisar su tratamiento.

 

La adherencia a los tratamientos es un tema esencial para la sostenibilidad del sistema sanitario, ya que, según el Dr. Zarco, “el incumplimiento terapéutico hace que muchos pacientes necesiten más consultas médicas o ingresos hospitalarios, lo que conlleva a un encarecimiento de la asistencia y, por consiguiente, a la falta de sostenibilidad del sistema. La formación de los pacientes es, por lo tanto, de gran importancia, en primer lugar, por su propia salud y, en segundo lugar, por la sostenibilidad del propio sistema sanitario”.