El número de parados extranjeros en Castilla y León aumenta un 21,6 por ciento en el último año

Los datos son muy superiores a la media nacional, que se sitúa en un 2,5 por ciento
Según indica el Informe Regional AGETT del mercado laboral, elaborado por el servicio de estudios AGETT a partir de los datos EPA del tercer trimestre de 2012, en Castilla y León el número de parados extranjeros ha aumentado un 21,6 por ciento en el último año, y la tasa de paro de este colectivo en la región se sitúa en el 35,5 por ciento. Ambos datos superan las medias nacionales de un 2,4 y un 34,8 por ciento, respectivamente.

Si se toma como inicio de la crisis el año 2007, el número de desempleados extranjeros en Castilla y León ha aumentado en un 188,5 por ciento, hasta llegar a los 32.600 parados actuales. No obstante, este grupo solo representa el 14,4 por ciento del total de parados de la región, por debajo de la media nacional, que asciende al 20,5 por ciento de desempleados extranjeros.

Desde que comenzó la crisis, CYL ha perdido un total de 10.800 empleos extranjeros (-15,4%), y respecto al tercer trimestre de 2011, la región ha también ha destruido empleo extranjero a un ritmo del -12,2% (-8.200 empleos extranjeros menos), muy por encima de la media nacional (-6,8%). Cabe destacar que la destrucción de empleo extranjero en el último año se debe exclusivamente a las mujeres, que pierden 11.700 ocupadas, mientras que los hombres incrementan sus efectivos en 3.500.

Los parados castellano leoneses que llevan más de un año en esta situación representan el 52,5% del total de parados, igual que la media nacional (52,5% parados de larga duración), y la región cuenta con un 9,7 por ciento de hogares con todos sus activos en paro, por debajo de la media nacional, que se sitúa en el 13,4 por ciento.