El número de animales sacrificados aumenta en 33.168 entre 2009 y 2010

Leve recuperación. El sector del porcino es el más perjudicado de todos porque sufre un descenso de más de 172.000 cabezas, aunque frena la sangría que se produjo entre 2008 y 2009 con más de 400.000 cerdos menos en los mataderos
CHEMA DÍEZ
El año 2010 frenó el descenso de animales sacrificados en los mataderos de la provincia de Salamanca y arrojó un saldo positivo en relación al ejercicio 2009, pero muy lejos de los datos del año 2008, cuyo nivel de cabezas supera en más de medio millón a las actuales.

Así, en el total de los 32 mataderos existentes en la provincia, se sacrificaron en 2010, 2.285.134 animales, por los 2.251.966 del ejercicio 2009 y muy lejos de los 2,9 millones del prolífico año 2008. Las cifras reflejan un leve síntoma de recuperación que contrasta con la escasez de animales de la actualidad y la menor actividad de los mataderos en lo que va de año 2011. El censo se ha reducido mucho en todos los sectores debido a la grave crisis ganadera actual, con un consumo muy bajo y un valor muy elevado de los costes de producción, con mención especial al pienso, cuyo precio se ha disparado como consecuencia directa de la elevada cotización de los cereales.

Por sectores, los animales de ganado vacuno intervenidos por los mataderos de la provincia aumentaron en 2.528, pasando de los 99.126 de 2009 a los 101.654 de 2010. Otra de las noticias positivas recayó en el ovino, cuyo saldo positivo es de 5.036 cabezas en los dos últimos años.

Por contra, el caprino sale malparado en los datos puesto que la cifra de sacrificios disminuyó en 1.786 cabezas entre 2009 y 2010.

El porcino, la cruz
Y la peor parte recae en el sector del porcino, con una crisis que le azota desde hace más de dos años y cuyos síntomas de recuperación no se vislumbran a corto plazo dejando a muchos profesionales por el camino. Este hecho viene refrendado por las cifras de animales sacrificados en los mataderos, que sufre un nuevo descenso entre 2009 y 2010 de 172.567 cerdos menos en tan solo un año, siguiendo con la tendencia negativa y con una diferencia entre 2008 y 2010 de casi 600.000 animales menos en las fábricas.

Por tanto, la cifra de cabezas intervenidas en los mataderos fue de 2.212.137 en 2009 por las 2.039.570 del pasado año 2010 debido a la reducción del censo por el escaso consumo actual. Tanto es así que la nueva campaña de bellota también vio reducido el número de cabezas, razón por la que el precio se mantiene en un nivel normal y no decae con el paso de las semanas.

No obstante, muy lejos aún quedan los 115.000 animales sacrificados de ganado vacuno; 149.000 de ovino; 15.284 de caprino; y 2.617.535 de porcino del año 2008, cuando la situación del sector ganadero gozaba de una mejor salud que en los tiempos actuales.