El nuevo Plan Industrial de Renault en Valladolid tendrá como "clave" las medidas de flexibilidad

TRIBUNA

Así lo ha explicado Jesús Presa, director de Comunicación de Renault España, durante la presentación del nuevo modelo Megane.

El director de Comunicación de Renault España, Jesús Presa, ha asegurado este viernes que las medidas de flexibilidad, dentro de la búsqueda de la competitividad, serán un "elemento clave" en el nuevo Plan Industrial que la marca propondrá a los representantes sindicales para las factorías de Palencia y Valladolid.

  

Así lo ha explicado este viernes Presa durante la jornada de presentación a la prensa del nuevo Renault Megane, que se fabrica desde hace unos meses en la planta palentina de Renault y que se comercializa desde el comienzo de la presente semana.

  

Tras recordar que hace unos días, la compañía francesa ha planteado a los sindicatos un nuevo Plan Industrial, Presa ha explicado que, en la factoría de Palencia, al igual que en las otras dos españolas, "uno de los elementos claves es la flexibilidad", que "tiene que dar respuesta a las necesidades del mercado", el cual considera que "dictará" lo que la compañía hará en los próximos meses.

 

A juicio de Presa, el "objetivo final" del Plan Industrial será "adaptarse a la demanda", algo que según ha recordado se hace en "todas" las factorías de Renault en todo el Mundo. "La competitividad es una carrera constante, es clave para poder asimilar productos a los costes que tienen, a los mercados", ha reflexionado el director comercial, quien ha matizado que, "dentro de la competitividad" está la flexibilidad.

 

Presa ha subrayado que los sindicatos serán "los primeros" en conocer lo que va a "demandar" Renault en materia laboral dentro del nuevo plan, cuyos plazos, ha recordado, "son justos", ya que las decisiones se empezarán a tomas a finales de marzo en París. A este respecto, el director de Comunicación ha considerado que tanto la empresa, como los trabajadores y las instituciones deberán tener "altura de miras" en este proceso", pues lo considera "una cuestión básica para cualquier negociación".

 

En este sentido, el representante de Renault ha aseverado que no se hará "nada que esté en contra de la legislación", ya que "es la que hay" y la compañía deberá adaptarse a la misma.

 

Por ahora, ha señalado Presa, se ha presentado ya a los representantes sindicales, y la compañía espera a las respuestas de los mismos. En todo caso, ha recordado que el Plan 2014-2016 llega ya "a su fin", por lo que "tarde o temprano se debe saber lo que se hará a partir de este año. "Ahora era el momento idóneo para ver qué podemos plantear para los próximos años", ha añadido.

  

En todo caso, ha reconocido que cualquier detalle que se pueda dar a los medios de comunicación sobre las medidas del Plan Industrial "iría en contra del respeto a los representantes sindicales", pues son ellos quienes "deben saber" lo que quiere hacer la empresa.

 

Por el momento, en el caso de la factoría palentina en la que se fabrica el Nuevo Megane, se trabaja "a buen nivel", con tres turnos, y con una producción de 1.100 vehículos al día entre este modelo y el Kadjar.