El nuevo edificio del CDMH abre sus puertas para ser "centro de referencia internacional"

El Centro, inaugurado de manera oficial (Foto: Alba Villar)

Numerosas autoridades han estado presentes en la puesta de largo de estas dependencias de 4.000 metros cuadrados en la Plaza de los Bandos.

El Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH) ya cuenta con una segunda sede en Salamanca, un nuevo espacio de unos 4.000 metros cuadrados para el que ha sido necesaria una inversión de cerca de diez millones de euros.

 

A las dependencias del Colegio San Ambrosio, única sede hasta el momento del CDMH, se suman ahora estas instalaciones ubicadas en la Plaza de los Bandos y que ayudarán a convertir todo el archivo en “centro de referencia internacional y de excelencia para la investigación”.

 

Así lo ha reconocido el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, quien ha asistido a la inauguración acompañado de la consejera de Cultura de la Junta de Castilla y León, Alicia García, el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, y el director general de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas, Miguel Ángel Recio, entre otras autoridades.

 

Este nuevo espacio, al que se sumará en el futuro otras dependencias más en el barrio de Tejares de Salamanca como punto para el almacenamiento y los talleres, servirá principalmente para la divulgación de un periodo de la historia de España que abarca desde los prolegómenos de la Guerra Civil hasta la Transición.

 

(Fotos: Alba Villar)

 

Esta estructura, en la Plaza de los Bandos, cuenta con un depósito de fondos y cámara de seguridad de 1,5 kilómetros de documentos de capacidad, sala polivalente, aula didáctica, espacios para exposiciones, dependencias de consulta, centro de documentación, biblioteca de referencia y área de administración.

 

En su presentación, la consejera de Cultura de la Junta ha deseado que esta apertura sirva de “punto de inflexión” para el Archivo de la Guerra Civil, cuyos fondos se integran dentro del CDMH, y ha mostrado su satisfacción porque con este nuevo edificio se ha hecho realidad “un proyecto anhelado” y “merecido” por Salamanca.

 

 

Por su parte, el alcalde de la ciudad ha abogado por “cerrar la polémica” sobre el traslado de papeles a Cataluña. Para ello, ha mostrado su satisfacción por la apertura de este centro y su deseo de que regresen a Salamanca aquellos documentos enviados y que no han sido entregados a sus legítimos propietarios.